“Es vital que la solicitud de ayudas de la PAC este año se haga de la forma más profesional”

0
18

     En cuanto a esa nueva PAC, resalta también que “en relación a la transferencia de derechos, hay una heterogeneidad muy grande, lo que hace determinando una buena solicitud, realizada por profesionales: eso es fundamental este año para que, en años venideros, un agricultor no tenga perjuicios en cuanto al nivel de ayudas que vaya a recibir”, subraya en una entrevista publicada en www.lacerca.com.

Ley de Integración Cooperativa

    José Luis Rojas (y, en general, el ámbito cooperativista al que representa) considera “fundamental” por parte del Ministerio “la aprobación casi por unanimidad en el Congreso de los Diputados de esta Ley (únicamente con la abstención de alguna minoría nacionalista, y sólo por cuestiones más bien relacionadas con disputas por las transferencias, no por aspectos de la propia Ley)”.

    Asegura de esta normativa que “es valiente” y añade que “hace falta que, además de los objetivos que tiene, plasme un desarrollo que permita impulsar grandes grupos cooperativos, porque tenemos cooperativas muy eficientes pero, en la medida en que los mercados agro-alimentarios se han globalizado, necesitamos a su vez de grandes cooperativas que tengan capacidad de influir en el mercado y de abordar nuevos horizontes; tenemos que tener instrumentos con esa dimensión que sean capaces de competir de tú a tú con los grandes grupos empresariales y multinacionales que manejan el ámbito de los alimentos”, considera.

Organizaciones de Productores

    Prosigue José Luis Rojas explicando que “el desarrollo de la Ley de Integración Cooperativa (a través de un reglamento) va a cuantificar, según los diferentes sectores, qué volumen mínimo de facturación tienen que tener las cooperativas para ser calificadas como prioritarias; las que lo logren, van a tener una política de apoyo diferenciado positivamente por parte de las Administraciones (tanto el Ministerio como las Comunidades Autónomas) a través de ayudas diferenciadas (incluso la Ley establece que haya ayudas diferenciadas para los agricultores de estas cooperativas)”, detalla, “de tal forma que, por ejemplo, los seguros agrarios o las ayudas para nuevas instalaciones de jóvenes o cualquier inversión que realicen esos agricultores pueden tener condiciones más ventajosas en el caso de esas cooperativas prioritarias”. Se trata, en definitiva, de “dotarnos de un fuerte músculo comercial para abordar estos mercados que son cada vez más competitivos y más complicados”, asegura.

   Además, José Luis Rojas concreta que, de manera paralela, “la nueva PAC establece la figura de las organizaciones de productores y, esta figura, está aún pendiente de desarrollo por parte del Ministerio y de las diferentes Comunidades Autónomas, pero se puede utilizar también para impulsar el movimiento cooperativo pero con unas connotaciones diferentes a lo que son las entidades asociativas prioritarias”, introduce.

E   n este sentido, continúa matizando que “estas organizaciones de productores podrían tener también un papel muy interesante como instrumento para influir en el mercado, de tal forma que puedan acordar, sin ningún problema por parte de la Comisión Nacional de la Competencia, el almacenamiento o la retirada de producto por parte de las cooperativas que estuviesen en ellas”. Añade que también estas figuras podrían tener otro objetivo “interesante” como puede ser el de “establecer medidas comunes para darle más transparencia al mercado, estadísticas de producción… y diversos mecanismos que ahora mismo son necesarios para tener una información fehaciente de los mercados y poder actuar conjuntamente (los productores a través de las cooperativas) en esta situación”.

“Unas exigencias demasiado profundas, nos restan competitividad”

    El director de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-la Mancha manifiesta que las cooperativas, como empresas que son, “también están afectadas por todos estos vaivenes de carácter fiscal y de requerimientos varios”. Asegura que “las cooperativas, como empresas de los productores, estamos muy interesados, por ejemplo, en que se respete al máximo el medio ambiente porque vivimos en un medio rural y, por tanto, queremos que nuestro entorno sea lo más natural posible y sin que se perturbe en la actividad productiva ni en la comercialización de los productos” dice, refiriéndose concretamente a las medidas relativas a la fiscalidad ambiental.

   No obstante, advierten que “unas exigencias demasiado profundas, nos restan competitividad (sobre todo porque, en la medida en que el mercado agro-alimentario se ha globalizado, productos de otros países que no tienen estos requerimientos medioambientales que al final se traducen en un mayor coste de producción, entran en los mercado con precios más competitivos)”, señala. Por eso afirma que vería conveniente “que se armonizaran las exigencias a nivel europeo, de tal forma que vayan acompañadas de estos mismos requerimientos en otros países productores”.

   En cuanto a otro de los problemas a los que se enfrenta el sector (el de los elevados costes energéticos), José Luis Rojas manifiesta que “estamos alcanzando unos niveles de costes eléctricos difíciles de asumir: las instalaciones que nuestros socios tienen en el medio rural tienen unos costes durante estos últimos años que van creciendo a una velocidad espantosa y que incorporan unos costes añadidos que nos restan competitividad”. Además, solicita que “haya mecanismos flexibles para que las puntas de demanda de energía eléctrica que se dan en algunos casos, no sean gravadas con unos costes sobredimensionados que resten también competitividad a la industria de España”, subraya.

A la espera de detalles sobre la Reforma Fiscal

     Sobre la próxima Reforma Fiscal que va a acometer el Gobierno de España, el director de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-la Mancha prefiere no pronunciarse aún porque “no conocemos las medidas en las que se está pensando y, por tanto, no hemos podido evaluar el impacto que podrían tener tanto a nivel de productores como de las propias industrias”. No obstante, añade que estarán atentos y que “en el momento en el que tengamos la información, estudiaremos su impacto en nuestro ámbito y haremos nuestra valoración y nuestras propuestas en este sentido”, avanza.

Claves para 2014

    Reitera José Luis Rojas algo que subrayaba al comienzo de esta conversación y lo hace porque lo considera como uno de los objetivos primordiales por el que Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-la Mancha va a trabajar durante este 2014: “Es vital que la solicitud de las ayudas para la PAC para este año se haga de la forma más profesional posible; nosotros tenemos un colectivo de cooperativas que tramitan las ayudas de sus socios y que está ampliamente coordinados por nuestro equipo de profesionales y en contacto con las Administraciones buscando la mayor eficiencia para que la solicitud de este año sea la percha para que, en años sucesivos, no se pierda ningún nivel de ayudas”.

   Por otro lado, y más a nivel de estrategia de la organización, Rojas establece otros objetivos como pueden ser “informar y desarrollar lo relativo a la Ley de Integración Cooperativa y promover fusiones de cooperativas”, si bien señala que “no es necesario que desaparezcan cooperativas, sino que lo que tiene que fomentarse es su vertebración en grandes grupos cooperativos, comerciales…”, apunta.

   Al mismo tiempo, señala orto proyecto muy importante a nivel de extensión de los servicios, como organización, a las cooperativas “tanto con personal propio como contratado a propósito para los servicios que desde ellas nos soliciten”, concluye.

(Foto; www.lacerca.com)