1.600 trabajadores se adhieren al ERE voluntario impuesto por Coca-Cola

0
8

    La cifra de afectados era incialmente de 1.250, contando 750 despidos y 500 recolocaciones, sin embargo, la compañía redujo el numero a 1.190 y ofreció cambiar los despidos por bajas incentivadas y prejubilaciones, aunque menteniendo los cierres de estas cuatro. El periodo de negociación con los sindicatos terminó sin acuerdo, ya que los cierres eran la línea roja de CCOO y UGT durante el periodo de consultas del ERE.

   Al programa de inventivos, projubilaciones y traslados de centro podían acojerse los trabajadores pertenecientes a cualquiera de los centros de trabajo y áreas afectados, es decir, todos los del país. Entre las ofertas, los empleados podían optar entre una prejubilación a partir de 56 años, una recolocación con una ayuda por traslado de 15.000 euros más 500 euros al mes para vivienda durante dos años, o solicitar una baja voluntaria incentivada con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades más 10.000 euros adicionales.

   Las salidas que se produzcan una vez finalizado el plazo de adhesión se harán con unas condiciones menos ventajosas, ya que se ofrecerá una indemnización de 33 días por año y 24 mensualidades como máximo.