300.000 kilos de placer para untar

0
23

    Según el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar, Ricardo Regalado, “el número de ganaderías y de cabezas de ganado inscritas ha disminuido respecto al año 2011 porque las ganaderías dejan de ser rentables”. 

    “El aumento de los costes de las materias primas no ha venido acompañado de un incremento de los precios de la leche y dado que las expectativas de ventas de las queserías se redujeron, el precio de la leche ha disminuido al haber sido vendida una importante cantidad fuera del mercado de la Torta del Casar, que siempre es en torno a un 15 por ciento menor, lo que ahonda en la disminución de la rentabilidad de las explotaciones”, añade Regalado.

    El número total de kilogramos elaborados y comercializados de Torta del Casar ha disminuido en términos absolutos aunque la relación entre estas dos variables respecto a otros años es más positiva ya que se ha incrementado en 13,5 puntos en el período 2009 – 2012. Para el director de la DOP Torta del Casar, Javier Muñoz, “esto se puede interpretar como que las queserías han ajustado las producciones a la demanda real de sus mercados, especialmente en 2011 y 2012, evitando de esta forma la producción de quesos que finalmente no salen al mercado bajo el sello de la Denominación de Origen”. “Este hecho está directamente relacionado a lo indicado anteriormente, en cuanto a que ha bajado la demanda de leche por parte de las queserías”, subraya el director. 

    En cuanto a la distribución de las ventas de Torta del Casar, la proporción de ventas en el territorio nacional sigue siendo mayoritaria, con más de un 93 por ciento frente a poco más del 6 por ciento de ventas en el exterior.

    El mercado nacional, con 298.582 kilos, se ha distribuido de la siguiente forma: 141.214 kilos en Extremadura (más del 47 por ciento de las ventas españolas); en la Comunidad de Madrid se vendieron 74.257 kilos (casi el 25 por ciento); en Cataluña y la Comunidad Valenciana 45.293 (más de un 15 por ciento); en Andalucía 15.440 (más de un 5 por ciento); en el País Vasco y Galicia 11.748 (casi el 4 por ciento) y en el resto de España 10.630 kilos (más de un 3 por ciento).

    No obstante se aprecia la subida de las exportaciones en un 1,34% respecto a 2011, habiéndose comercializado 20.228 kilos en mercados exteriores, de los que el 58,3 por ciento se vendió en el área de Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica (11.786 kilos), mientras que el resto se exportó a Europa (39,8 por ciento de las exportaciones). En palabras de Javier Muñoz, “la entrada en el mercado brasileño y la consolidación del mercado mejicano y estadounidense ha supuesto un incremento notable de las ventas en el continente americano, que ha compensado la reducción de las ventas en Europa”. Además, matiza el director de la DOP que “no todas las ventas que se destinan al mercado Europeo se declaran como tales, pues en ocasiones salen a través de distribuidores nacionales sin conocimiento de las queserías, lo que hace que esas ventas computen como nacionales en vez de exportaciones”.

    Desde el Consejo Regulador se interpreta esta situación como una consecuencia del cambio de la estructura familiar y la disminución del poder adquisitivo de parte de nuestro consumidor. La Torta del Casar ha sido un queso que ha llegado a un amplio mercado durante el periodo 2005 – 2010, ya que aún siendo un producto caro que puede alcanzar los 27 euros kilogramo, llegando en algunos casos a alcanzar los 44 euros/kg para determinados formatos, era un queso al que accedía un importante grupo de consumidores que, sin embargo, hoy en día recorta en su cesta de la compra.”  

    Según el director, “nuestro sector no es ajeno a lo que está sucediendo a nivel general y por lo tanto supone que las queserías deberán buscar nuevos mercados que suplan aquellos que se han perdido y así frenar la disminución de la venta de formatos de mayor tamaño”. “Esto es una labor cara y trabajosa, máxime en un momento complicado para dichas queserías, en general de dimensiones modestas y con recursos muy limitados”, explica.

     “Es también fundamental”, añade, “el mantener el nivel de calidad conseguido en la Torta del Casar los últimos años, y que ha merecido el que la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) haya certificado en 2012 la competencia técnica del Consejo Regulador en la norma EN-45011, norma que obliga a unos sistemas de trabajo muy exigentes y que a día de hoy pocos consejos reguladores de quesos en España pueden mostrar”.