520 personas en riesgo de exclusión social desarrollan proyectos ambientales en Andalucía

0
13

JUNTA DE ANDALUCIA.-Un total de 520 personas en riesgo de exclusión social están contratadas para trabajar como operarios forestales en la mejora y conservación de espacios naturales andaluces, merced al acuerdo entre la Obra Social de La Caixa y las consejerías de Medio Ambiente e Igualdad y Bienestar Social, según ha anunciado el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en Cádiz, además de señalar que estas entidades ya han logrado un nuevo acuerdo para ampliar esta iniciativa hasta 2012.

El consejero aseguró que los objetivos principales de este programa son "la puesta en marcha de proyectos para mejorar y preservar los espacios naturales andaluces, y promover la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social". Díaz Trillo recordó que el tercer convenio está vigente desde septiembre del pasado año, lo que ha supuesto una inversión de dos millones de euros por parte de La Caixa que permitirá insertar hasta agosto de este año a un total de 128 personas como operarios para ejecutar íntegramente 16 proyectos medioambientales y colaborar en la realización de numerosas actuaciones complementarias.

Las líneas de acción incluidas en el tercer convenio están encaminadas a reducir las emisiones de CO2, mejorar los hábitats forestales, prevenir incendios forestales y restaurar áreas degradadas. Por otro lado, los principales destinatarios del programa siguen siendo personas con dificultades para acceder a un empleo, la mayoría con baja cualificación y escasa experiencia laboral, tales como personas con discapacidad, con problemas de drogodependencias, ex tuteladas por la Junta de Andalucía y mujeres en riesgo de exclusión con menores a su cargo, entre otros.

El titular de Medio Ambiente aseguró que el papel de este departamento seguirá siendo compaginar el beneficio social y ambiental, para lo cual se reserva un rol fundamentalmente técnico (elaboración de programas formativos y ocupacionales, determinación de los objetivos de las actuaciones, elección de enclaves y contenidos de los trabajos, etc.). Por su parte, la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social se encarga de gestionar la ocupación de los colectivos en situación o riesgo de exclusión que puedan beneficiarse del programa y, por tanto, de lograr una integración sociolaboral.

Desde que se puso en marcha este programa en el año 2006 han sido contratados 410 hombres y 110 mujeres, quienes han llevado a cabo un total de 899 actuaciones medioambientales en 296 municipios andaluces. Entre los trabajos, se han producido mejoras en la accesibilidad de equipamientos de uso público, trabajos selvícolas de desbroce y reforestación, mantenimiento y delimitación de senderos, construcción de barbacoas y mobiliario de uso público o labores de conservación de flora y fauna.

En lo que se refiere a la provincia de Cádiz, el tercer convenio ha supuesto la contratación de 16 personas (ocho de octubre de 2010 a febrero de 2011 y ocho de marzo a julio de 2011). Díaz Trillo afirmó que los proyectos desarrollados en el ámbito gaditano se han circunscrito al monte público Algamasilla (Algeciras) y han consistido en la eliminación de especies alóctonas y repoblación de especies autóctonas, así como el desarrollo de medidas preventivas contra incendios forestales. Según ha aclarado el consejero, este monte se sitúa entre los Parques Naturales del Estrecho y Los Alcornocales y "ofrece un espléndido escenario para presentar los valores patrimoniales de los espacios naturales del litoral de la provincia de Cádiz".

Para la realización de los trabajos se han realizado previamente dos cursos de una semana de duración para formar a los operarios en el manejo de máquinas desbrozadoras. De este modo se ha acreditado a los trabajadores y se facilita su posterior incorporación a empresas del sector.

Bosques por Ciudades

A continuación, el consejero se trasladó al municipio gaditano de Vejer de la Frontera (Cádiz) donde comentó los resultados de la primera fase del proyecto Bosques por Ciudades, cuyo objetivo es impulsar un nuevo modelo de planificación y gestión de los espacios verdes urbanos de Andalucía para potenciar su capacidad de absorción de CO2 y contribuir en la lucha contra el cambio climático. Este programa promueve la plantación de 2.000 árboles en ocho municipios andaluces como parte de una estrategia que pretende fijar al año unas 160 toneladas de CO2, "el equivalente a las emisiones anuales producidas por 48.000 coches".

Este proyecto piloto tiene como objetivo evaluar, racionalizar y potenciar la calidad de los sistemas verdes urbanos andaluces como sumideros. Dicho plan, que cuenta con la colaboración de la Universidad de Sevilla, beneficia a una población de más de 100.0000 habitantes de los municipios de Pulpí (Almería), Vejer de la Frontera (Cádiz), La Carlota (Córdoba), Ogíjares (Granada), El Viso del Alcor (Sevilla), Villacarrillo (Jaén) Punta Umbría (Huelva) y Álora (Málaga). La iniciativa permitirá incrementar la capacidad de secuestro de carbono entre un 10 y un 36 por ciento en dichas áreas.