6.000 almendros crean un pequeño Valle del Jerte turístico en Madrid

0
19

    Situado en la calle Alcalá 527-531, junto al metro Suanzes, este espacio, desconocido todavía para muchos, se está dando a conocer al público con unas visitas guiadas gratuitas para grupos de 25 personas organizadas desde el área de Medio Ambiente y Movilidad del consistorio previa inscripción.

    El cupo ya está completo para las visitas previstas los próximos días 2, 9, 16 y 24 de marzo, e incluso hay lista de espera, pero quien quiera conocer La Quinta de los Molinos, parque histórico declarado bien de interés cultural, puede hacerlo por su cuenta de lunes a viernes de 6:30 a 22 horas.

    Los meses de febrero y marzo son la mejor época para acercarse hasta este lugar al coincidir con la floración de los almendros, que este año se ha retrasado por el temporal de frío que ha afectado los últimos días a Madrid, aunque algunos ejemplares ya han empezado a mostrar sus flores y el resto probablemente lo harán a lo largo de esta semana.

    Así lo ha explicado a Efe Bárbara de la Fuente, coordinadora del programa de educación ambiental del Ayuntamiento de Madrid, quien ha añadido que la floración de los almendros suele durar entre "dos y tres semanas como mucho".

    En las visitas guiadas se hace un recorrido por la finca, de 21,5 hectáreas, que fue propiedad del Conde Torre Arias hasta 1920, cuando la adquirió César Cort Botí, profesor de Urbanismo en la Escuela de Arquitectura que era originario de Alcoy (Alicante).

    "Se mantiene el carácter mediterráneo original", ha dicho de La Fuente, quien ha comentado que en La Quinta de los Molinos además de almendros, que ocupan la mayor parte del terreno y es "lo que más llama la atención", hay pinos, cedros, olivos y árboles frutales.

   En la zona norte del jardín, más alejada de la entrada, se concentran las construcciones, entre las que destacan dos molinos dotados de aeromotores para facilitar la red de riego y que dan nombre al parque: el Molino de la Casa del Reloj y el Molino de la Rosaleda de Palacio.

   También hay fuentes, albercas, estanques y una explanada de césped conocida como ‘pista de tenis’ que se ideó para practicar deporte.

     Además de La Quinta de los Molinos, el Ayuntamiento de Madrid organiza visitas guiadas a otros parques y espacios verdes de la ciudad dentro del programa de actividades de "Hábitat Madrid", como el Retiro, la Casa de Campo, la Dehesa de la Villa, la Fuente del Berro y los parques Juan Pablo II y de Pradolongo, éste último a partir del mes de abril.