Ya llegó el 8 de marzo que tanto se esperaba desde hace unas semanas. La igualdad de género se ha colado en la agenda política y parece que, por fin, el mensaje empieza a calar, aunque visto desde distintos puntos de vista, como la vida misma. Hace unas semanas, Isabel García Tejerina afirmaba que ella, por el Día de la Mujer, haría una huelga a la japonesa, es decir, trabajando mucho más.

Las reacciones a estas declaraciones no se hicieron esperar y la organización de mujeres progresistas del medio rural, Fademur, dijo que de hacer huelga a la japonesa nanai de la china, que ya la hacían durante todo el año.

Además, destacaba que “el medio rural está asentado sobre la fuerza de trabajo femenina”, a pesar de que ello no se corresponde con los datos oficiales ya que la tasa de desempleo femenino en el medio rural es del 42’8%, más de 7 puntos más que la media nacional”.

Sobre huelga sí, huelga no, también ha hablado Lola Merino, presidenta de Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural AMFAR, quien manifestó que la huelga de 24 horas planteada estaba abriendo una brecha entre las propias mujeres.

“las barreras visibles e invisibles con las que topan las mujeres de nuestras cooperativas deben convertirse en retos”

De una forma u otra, las organizaciones agrarias y demás colectivos del medio rural no se han olvidado de que lo importante es visibilizar a la mujer y fomentar prácticas que generen igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, Cooperativas Agro-Alimentarias apuntaba que “las barreras visibles e invisibles con las que topan las mujeres de nuestras cooperativas deben convertirse en retos y oportunidades para los que creemos fehacientemente en la Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres en el sector agroalimentario.”

Desde su Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España, AMCAE, defendían la importancia de establecer como misión un modelo cooperativo empresarial, rentable, competitivo, profesionalizado y generador de valor, cuya perspectiva de género y fomento de las igualdades forma parte de sus principios cooperativos.

Por su parte, desde la  Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA) han destacado que en el medio rural andaluz viven 1,85 millones de mujeres, que suponen el 49,8% de la población rural, y confirmaba la tendencia que se viene observando desde hace unos años: la masculinización de la población rural que, junto al envejecimiento general, obstaculiza el necesario relevo generacional.

De envejecimiento también ha hablado Unión de Uniones y su organización Unión de Mujeres Agricultoras y Ganaderas en su nota de prensa en la que destacaba que el 41,82% de las mujeres que cobran la PAC tienen más de 65 años y, en muchos casos, lo cobran por herencias. Por el contrario, sólo hay 18.775 mujeres que hayan tenido acceso a esas ayudas con menores de 40 años lo que da una idea del grado de abandono de la gente joven.

Igualmente,  Unión de Uniones pone el foco sobre la brecha salarial que, según el propio Ministerio, en el campo es de 400€, si bien mucho del trabajo que realiza la mujer en las explotaciones familiares no está correctamente visibilizado ni computa como tal.

“cada punto de llegada ha sido para nosotras otro de partida”

Así, esta organización también se hacía eco de las deficiencias y carencias de la ley de Titularidad Compartida donde se encuentran registradas sólo, tras siete años de entrar en vigor, 330 explotaciones.

En Castilla y León, una de las regiones con más explotaciones compartidas entre hombres y mujeres, precisamente, destaca también por ser que una de las que más se ha unido en este 8 de marzo, participando conjuntamente La Alianza UPA-COAG, Fademur y CERES en todos los actos en defensa de la igualdad de género  con el objetivo de “erradicar la violencia estructural a través de leyes efectivas, y que por fin las administraciones dejen de ignorar los grandes problemas de las mujeres en el medio rural”.

También ISMUR se suma a este día reclamando el empoderamiento de la mujer en el medio rural  sin resignación: “cada punto de llegada ha sido para nosotras otro de partida”, afirmaban en su comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here