AAEF pide intensificar las labores de concienciación y prevención de incendios

0
6

Los daños que causan los incendios forestales son múltiples: desaparición de la cubierta vegetal, fomento de la erosión, disminución de los recursos hídricos y empeoramiento de la calidad de las aguas, pérdida de la biodiversidad, aumento de la temperatura ambiental y los gases del efecto invernadero… Pero además, supone la pérdida de miles de puestos de trabajo, el éxodo de las poblaciones rurales a las ciudades, la eliminación de la productividad de las explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales, daños en el sector turístico…

AAEF valora positivamente el trabajo de extinción del dispositivo INFOCA, ya que gracias a su pronta actuación pudo ser controlado rápidamente. Desde AAEF también se quiere hacer hincapié en la importancia de potenciar mayores políticas preventivas y de concienciación para evitar los incendios, ya que, si separamos aquellos intencionados, en una actitud que podemos llamar de “terrorismo ecológico” y cuya resolución corresponde a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la mayor parte corresponden a negligencias y en mucha menor medida a accidentes y causas naturales. El incremento de las campañas de información y concienciación es uno de los mejores instrumentos para evitar que los fuegos se inicien, que es la mejor manera de prevenir su efecto. Pero, igualmente, para evitar los incendios hay que seguir apostando por políticas forestales donde los trabajos preventivos adquieran mayor protagonismo.

Desde AAEF solicitamos a la Junta de Andalucía que haga un mayor esfuerzo por lanzar programas específicos de prevención de incendios forestales, del mismo modo que ha hecho para potenciar los caminos rurales en nuestra región a través del Programa “Encamina2”. Con una inversión similar (118 millones) las empresas forestales no sólo podrían potenciar el cuidado y la conservación del monte andaluz, sino que generaría más de 700.000 jornales, lo que ayudaría a reducir el nivel de desempleo en las zonas rurales.

Finalmente, queremos recordar a la población que evitar los incendios forestales es una responsabilidad compartida y que un comportamiento responsable es la mejor medida para evitar los incendios forestales.