La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucia ha abierto este jueves 19 la convocatoria de ayudas para 2018 y 2019 por la que se aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones dirigidas a inversiones para auditorías energéticas de las instalaciones de riego, según recoge el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). La solicitudes deberán ir dirigidas a la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural y el plazo es de un mes a partir de este viernes.

El montante total de los incentivos es de 3,8 millones de euros, que respaldan la realización de los estudios necesarios para analizar los sistemas de riego y determinar posibles mejoras en los mismos o la conveniencia de acometer instalaciones de autoproducción para disminuir la dependencia energética, consiguiendo así una reducción del coste energético que soportan las comunidades de regantes. De esta forma, el Gobierno andaluz quiere facilitar a los agricultores la búsqueda de soluciones al aumento de los costes de producción que sufren como consecuencia del mayor valor de la energía tras la liberalización del sector eléctrico y la desaparición de las tarifas para riego.

El porcentaje máximo de ayuda asciende al 60% de la actividad subvencionable, con 15.000 euros para los proyectos de comunidades de regantes

Pueden solicitar estas ayudas para auditorías energéticas de instalaciones de riego las comunidades de regantes, juntas centrales y comunidades generales que se encuentren en Andalucía y cuyo derecho de riego comprenda al menos un período de cinco años desde la fecha de finalización prevista para la auditoría objeto de la subvención. En el caso de las entidades cuyo ámbito territorial alcanza dos o más comunidades autónomas, los incentivos sólo pueden destinarse a la financiación de actuaciones que se realizan en Andalucía.

El porcentaje máximo de ayuda asciende al 60% de la actividad subvencionable, estableciéndose en 15.000 euros para los proyectos relativos a comunidades de regantes con una superficie igual o superior a las 2.500 hectáreas. En función de su extensión, se fija para el resto de las comunidades una ayuda de 10.000 euros para las auditorías que afectan a entre 1.500 y 2.499 hectáreas; de 5.000 euros para los estudios relativos a entre 500 y 1.499 hectáreas; y de 10 euros por hectárea para aquellas iniciativas cuya superficie afectada no alcanza las 500 hectáreas.

Estos incentivos para mejorar la eficiencia energética se unen a otras dos convocatorias del nuevo marco de ayudas al regadío andaluz ya en marcha y publicadas en BOJA y que suponen una aportación de 66 millones de euros. Los incentivos respaldarán fundamentalmente proyectos de modernización de instalaciones y ahorro de agua promovidos por comunidades de regantes, así como inversiones de puesta en riego en zonas declaradas de interés general para la comunidad autónoma.

Del total de subvenciones que se convocarán, 28 millones de euros se destinan a proyectos de mejora de regadíos; 20 millones a obras de modernización y creación de regadíos en zonas de interés general; 9,4 a inversiones de autoproducción y autoconsumo eléctrico para disminuir la dependencia energética, y 5,02 a mejora de instalaciones como centros de transformación, motores o equipos de bombeo.

Las tres líneas ya en marcha suponen una inversión total de 66,2 millones de euros destinados a impulsar los regadíos. A partir de 2018 se irá completando el programa de apoyo con otros 30 millones de euros, lo que supondrá alcanzar en total los 96,14 millones de euros hasta 2020 en el marco del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here