Abogan porque las mujeres rurales defiendan sus derechos a través del asociacionismo

0
26

    Igualmente, la presidenta nacional de AMFAR hizo hincapié en las dificultades a las que se enfrentan las mujeres rurales españolas en general, y las gallegas en particular, para conciliar su vida personal y familiar con el trabajo en el campo. “Atendemos a nuestros hijos, a nuestros mayores, trabajamos dentro y fuera de casa y además damos vida a nuestros pueblos”, recalcó.

   Ante un salón de actos repleto, Merino explicó la importancia del asociacionismo femenino en el ámbito rural para alcanzar la plena igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. “Conseguir una verdadera igualdad de oportunidades pasa necesariamente por mejorar la situación de las mujeres rurales en el empleo, la formación, la conciliación de la vida laboral y familiar, o la erradicación de la violencia de género, todo ello auspiciado desde las propias asociaciones, que somos la voz de las mujeres”, dijo.

    Por su parte, la secretaria general de Igualdad, Susana López Abella destacó la importancia de potenciar nuevas oportunidades de empleo para las mujeres rurales, e incidió en el trabajo de la Administración gallega a favor del fomento de nuevas actividades que permitan una transformación más competitiva para el medio rural.

   En el transcurso de la tarde tuvieron lugar tres ponencias que abordaron la fiscalidad agraria, la autoestima femenina y la conciliación de la vida laboral y familiar. 

   El acto, que comenzó con un minuto de silencio en recuerdo por las víctimas del 11-M, estuvo encabezado por la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, por la presidenta de la organización en Galicia, Carmen Canda Larroy; por el presidente de ASAJA Galicia, Juan Pérez Miramontes; por la Secretaria General de Igualdad del Gobierno gallego, Susana López Abella; y por el alcalde de Lalín, José Crespo Iglesias