La industria láctea estadounidense ha abierto un nuevo frente de discusión, ya que no le hace ninguna gracia que las bebidas alternativas denominadas como ‘leche vegetal’ se describan como “leche de”, y pide a la FDA que haga cumplir la normativa de identidad de la leche de ese país, que es similar a lo que se determina en el Reglamento de la Unión Europea, en el que se protege el uso de los términos lecheros, aunque no tan elaborado y proteccionista. 34 legisladores apoyan a la industria láctea y han redactado un documento que ha sido enviado a la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos), solicitando el cumplimiento de dicha normativa.

LECHE 2En ella se describe qué es la leche, cómo se obtiene, a qué procesos se somete, qué métodos se utilizan para analizar su composición, etc. En base a la definición que se le da a la leche, fabricantes y legisladores consideran que el uso del término “leche” por los fabricantes de bebidas alternativas confunde a los consumidores, perjudica a la industria láctea y además se trata de una violación de la normativa de identidad de la leche, según recoge gastronomiaycia.com.

Por tanto, se solicita que se abra una investigación y se tomen las medidas oportunas contra aquellos fabricantes de bebidas alternativas que utilizan el término mencionado en las descripciones. Hay que aclarar que, aunque en el envase no se lee la palabra leche, ésta aparece en el etiquetado de los ingredientes o en otros enunciados hablando de sus propiedades.

Un juez de EEUU ya desestimó una demanda similar al considerar que el consumidor era capaz de diferenciarlas

Parece ser que en el año 2015 se desestimaron las alegaciones de una empresa láctea contra un fabricante de bebidas alternativas por utilizar la descriptiva ‘leche de soja’, el argumento era que inducía a error a los consumidores y violaba las normas de la FDA (lo mismo que ahora expone la industria láctea).

El juez desestimó dichas alegaciones considerando que un consumidor con sentido común, no confundiría la soja con la leche de vaca. A esto hay que añadir que el juez consideró que el hecho de que exista una normativa federal de la identidad de la leche, no implica la exclusión categórica del uso del término por otras empresas, haciendo referencia a los fabricantes de bebidas alternativas.

Evidentemente, las normas evitan que una empresa ofrezca un producto como si fuera leche si no cumple con la definición regulatoria de la leche. En este caso, el juez explicó que el fabricante no anunciaba su producto como “leche de soja”, lo que implica que no existe intención de engañar o confundir al consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here