Aceite, queso y vino se unen al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad

0
10

   En un acto en la Casa de Galicia, el alcalde de Santiago de Compostela, Ángel Currás, recordó que la Convención del Patrimonio Mundial de la UNESCO se creó para proteger el patrimonio natural y material y ponerlo en valor, añadiéndose posteriormente la categoría de inmaterial, al que la gastronomía mediterránea se sumó en 2010.

    Por ello aceite, queso y vino han sido los productos elegidos para este cumpleaños, para "mostrar identidades comunes" de estas trece ciudades que desde 1993 se encuentran reunidas en el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad para "comunicarnos, intercambiar experiencias, difundir la imagen de las ciudades y promocionar el turismo", del que la gastronomía es parte fundamental.

    "Son productos de gran calidad, que forman también parte del Patrimonio de la Humanidad, escogidos por su representatividad en el territorio y por su calidad", dijo Carrás.

    Ávila, Cáceres y Santiago han escogido quesos; Córdoba, Mérida, Tarragona y Toledo aceites, y Alcalá de Henares, Cuenca, Ibiza, Salamanca y Segovia vinos. Productos comunes, pero que, a la vez, muestran en su diversidad la riqueza de la gastronomía española.

     Los chefs Francisco Piñeiro y Eloy Cancela se encargaron de la presentación de los productos. El primero, ganador del X Certamen Nacional de Gastronomía "Salvador Gallego", abogó por que los cocineros españoles trabajen con ellos "para defender lo nuestro", aunque también se recurra a otras alternativas fuera de nuestras fronteras.

     Un queso con leche de cabra pasteurizada, de corteza enmohecida y cuya evolución continúa de 30 a 35 días ha representado a Ávila; la torta del Casar, a base de leche cruda de oveja, cuajo vegetal natural procedente de la flor de cardo y sal, a Cáceres; y el tetilla, de pasta blanda y cremosa, a Santiago de Compostela.

     Córdoba estuvo presente con un aceite DOP Priego de Córdoba dulce, de amargor y picor medio; Mérida con otro afrutado-picante, Tarragona con uno de la DOP Siurana de olivas arbequinas, y Toledo con un producto con un ligero picante y amargor final.

     En cuanto a los vinos, Alcalá de Henares se representó con un vino de la DOP Vinos de Madrid de producción ecológica, Cuenca con otro de la DOP Uclés, Ibiza con la DOP Vino de la Tierra de Ibiza, Salamanca con la DOP Arribes y Segovia con la de Rueda.