ACOPAEX prevé exportar un 25 por ciento más de fruta este año por los precios

0
8

EFE.- El presidente de ACOPAEX, Domingo Fernández, ha dicho a Efe que la producción extremeña podría ser este año incluso un 80 por ciento superior a la alcanzada durante la campaña pasada, y por tanto, se exportará un mayor número de toneladas.

La mala producción de 2013, año caracterizado por una primavera lluviosa y con inundaciones, contrasta con la actual, donde la fruta ha crecido de forma muy satisfactoria gracias a la ausencia de heladas o de tormentas.

Aunque de forma “puntual” se pueda abrir algún nuevo mercado, Fernández ha explicado que este aumento de producción destinada al exterior llegará principalmente a los países habituales para la fruta extremeña, mercados donde se trabaja “desde hace muchos años”.

La producción, como ha explicado Fernández, se está vendiendo “muy bien”, los mercados exteriores se mueven en un entorno de precios bajos y, en relación a la fruta destinada a transformación, la actividad se está desarrollando a un ritmo “muy bueno”.

Ha recordado que el mes de junio es el mejor para la fruta extremeña, pues ya ha acabado el periodo de Andalucía y sin embargo no ha arrancado aún en otras zonas competidoras como la española Lérida o Italia.

Domingo Fernández ha expresado que Extremadura es “muy competitiva”, pero juega con desventaja en relación a Lérida o Italia, más cercanos a los principales mercados europeos y con mejores infraestructuras.

La producción que más beneficios exportadores aporta a Extremadura es la ciruela, donde es primera productora a nivel peninsular, sin olvidar otras frutas como los melocotones o la nectarina.

Además, el primer semestre del año está siendo bueno a nivel exportador para ACOPAEX, pues se están logrando cifras superiores a las alcanzadas durante el mismo periodo del ejercicio año.

Además, el primer semestre del año ha sido también positivo desde el punto de vista climatológico para otros cultivos, como el tomate o el maíz -producciones claves para ACOPAEX-, pues las cosechas están evolucionando “bastante bien”.

Sin embargo, la climatología primaveral sí ha afectado a los cereales de invierno, pues las temperaturas de mayo han hecho bajar las previsiones de producción; y a la aceituna, pues se prevé una cosecha menor en relación a un año normal.