La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha denunciado que un año y medio después de la firma del Acuerdo por la Sostenibilidad del Sector Lácteo, el Ministerio de Agricultura sigue sin haber definido el concepto de sostenibilidad. UPA ha pedido al Ministerio que afronte este y otros obstáculos al Acuerdo en la próxima reunión que tendrá lugar este jueves, día 2.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) se critica “la desidia” del Ministerio de Agricultura en cuanto al desarrollo del Acuerdo por la Sostenibilidad del Sector Lácteo, por lo que le ha pedido acciones efectivas de cara a la próxima reunión en el Ministerio.

“Difícilmente vamos a hacer cumplir el acuerdo si el concepto fundamental que lo articula está sin concretar”, critica la UPA

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha explicado las claves que siguen arrastrando la economía de los ganaderos de vacuno de leche. Por un lado, el Ministerio ya dispone de los datos sobre los precios de cesión proporcionados por el Real Decreto. Es decir, “Agricultura ya sabe qué empresas destruyen valor en la cadena láctea y bajo qué prácticas lo hacen”, ha explicado Santalla. Ha dicho que “el Ministerio debe actuar ya, si no lo hace es porque no quiere” y se ha preguntado el porqué.

Por otro lado, Santalla dice que urge definir el concepto de sostenibilidad o de cadena láctea sostenible. “Difícilmente vamos a hacer cumplir el acuerdo si el concepto fundamental que lo articula está sin concretar”, ha manifestado indignado el secretario de Ganadería de UPA. El concepto de Productos Lácteos Sostenibles no se puede sostener sin establecer qué es sostenible y sin incorporar el concepto de origen, aspectos irrenunciables para la organización agraria.

El secretario ha denunciado que, por estas razones, los precios de la leche cruda en España siguen sin repuntar y alejándose de los mercados europeo e internacional. Mientras que la media de precio en los países de la Unión Europea es de 0,33 €/Kg, en España estamos en 0,30 €/Kg, según los datos publicados por la propia Comisión Europea correspondientes al mes de diciembre.

El resultado es la destrucción de efectivos productivos, la pérdida de valor en la cadena, la falta de innovación y el perjuicio enorme para los consumidores a medio y largo plazo por una pérdida de competencia. Para la organización agraria, el ejecutivo debería tener en consideración todos estos elementos y actuar de forma inmediata.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here