Advierten a Cañete que la PAC se debe ajustar a la capacidad productiva de cada comarca

0
9

   Es precisamente la combinación de criterios administrativos y productivos la que, unida a los avances propuestos por el MAGRAMA para la convergencia interna, puede permitir que las ayudas sigan ajustándose a las realidades productivas de cada comarca, salvando con ello no solo al sector productor, sino a todo el entramado socioeconómico de dichas comarcas, de tal manera que el Ministerio de Agricultura cumpla con su compromiso con los agricultores y las comunidades autónomas y mantenga el mapa productivo español sin grandes convulsiones. De lo contrario, la agricultura más productiva de España, y singularmente la agricultura andaluza, entraría en “un coma profundo” con graves consecuencias para la economía y el empleo.

    La PAC aporta anualmente a 270.000 agricultores y ganaderos andaluces casi 2.000 millones de euros (1.550 millones en ayudas directas, 300 en medidas de desarrollo rural y 100 millones de euros en medias de mercado). De estos pagos depende el 40% de la renta de las explotaciones, que tienen en la PAC el único colchón para hacer frente al hundimiento de los precios en origen o a las contingencias climáticas. Con más de 10.222 millones de euros, la Producción Agraria andaluza supera a la de 18 estados miembros de la Unión Europea y representa el 25% del total español.

   Tras el turno de preguntas, los presidentes de ASAJA-Andalucía y ASAJA-Málaga, Ricardo Serra y Carlos Blázquez, respectivamente, han clausurado el encuentro para dar paso a la celebración de la comida de hermandad.

Tejerina insiste en que "no habrá tasa plana"

   Por su parte, la secretaria general del Ministerio de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha afirmado que no se aplicará la tasa plana en el reparto de ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

    "Aplicar reglas de juego a nivel nacional no significa el mismo importe por ayudas a nivel nacional, ni entre sectores", ha dicho García Tejerina, quien ha explicado que el objetivo es "dejar el dinero donde está y proteger las viabilidad de todos los sectores en todas las regiones".

    Los agricultores, que celebran el día de San Isidro en una reunión en Antequera (Málaga), esperaban estas declaraciones después de que el ministro de Agricultura hablara de la posibilidad de un cobro de ayudas igual para todos los cultivos de España.

    García Tejerina ha apostado por la convergencia entre regiones y por la definición de regiones con importes de ayuda muy parecidas sea cual sea el cultivo.

    "Aunque tengan que converger habrá menos movimiento de dinero que si la convergencia se hiciera dentro de la misma región", ha apuntado, y ha citado el caso de Andalucía, donde hay zonas que cobran menos de 50 hectáreas y otras más de 5.000.

    Ha dejado claro que el término tasa plana llegó a la comisión de la PAC de manos del PSOE que habló de 100 euros por hectárea en 2009, y ha asegurado que "si se hubiera aplicado se hubiera llevado 3.800 millones de euros de los 5.000 que hay para pagos directos".

    La secretaria general de Agricultura ha insistido en que el Gobierno trabaja para "limitar la convergencia, que sólo se lleve un 30% y no sea plena", ya que de esta forma se evita la redistribución de los fondos.

    El Ministerio también pretende definir unas regiones que tengan importes lo más parecidos posible, de tal manera que "se limite el trasvase entre agricultores y ganaderos", ha afirmado.

Transmite tranquilidad y garantía a los agricultores


    Durante el acto, García Tejerina ha querido transmitir "tranquilidad y garantía" a los agricultores andaluces al afirmar que entre 2014 y 2020 contarán con 47.000 millones de euros de la UE para los dos pilares fundamentales de las políticas de la PAC, "más dinero del que había en el periodo anterior", ha apostillado.

    En cuanto a la preocupación de los agricultores sobre los precios en origen, ha dicho que el Gobierno tramita en el Congreso la ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria.

     Estas medidas regulan las prácticas comerciales a lo largo de la cadena alimentaria, de modo que "si se producen medidas abusivas, que están debidamente definidas, sean sancionadas", ha explicado.