Advierten de que las negociaciones del memorándum del trasvase del Tajo no avanzan

0
4

   Pide además al presidente del SCRATS, José Manuel Claver, que así se posicione en las reuniones que mantenga junto a los responsables del Magrama (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) y de las Comunidades Autónomas de Murcia y Valencia.

    Para UPA-Murcia, resulta "sorprendente" que representantes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no participen en las reuniones del memorándum.

    Señala que esto parece ser una "decisión estratégica" para reservarse la posibilidad del ‘veto territorial’ a las conclusiones que pudieran alcanzarse y posicionarse finalmente en la literalidad del Proyecto de Plan de Cuenca del Tajo, actualmente en plazo de información pública y que condiciona la viabilidad futura de los trasvases.

    UPA-Murcia recuerda que el "memorándum de entendimiento" establece que el grupo de trabajo del mismo "se constituirá tras la firma del memorándum.

    Tambiçen añade que deberá entregar sus propuestas a la Administración General del Estado en un plazo máximo de tres meses a contar desde su constitución", se tardó un mes tras la firma para constituir dicho grupo de trabajo y éste ha celebrado sólo una reunión.

    Así, los avances sobre temas fundamentales, como la gestión de los desembalses de la cabecera del Tajo, la definición de la gestión del ATS mediante una Ley específica o el ya mencionado de la reserva no trasvasable de 400 Hm3 son "inexistentes".

Ve difícil un compromiso antes de que acabe el plazo de presentación


    Apunta que esto "dificulta la existencia de un compromiso antes de que finalice el plazo de presentación de alegaciones a la propuesta de Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo".

    UPA-Murcia declara asimismo encontrarse sorprendida por la "condescendencia" con que el Gobierno Regional está actuando en este asunto "de vital importancia" para la Región de Murcia.

    "En contraste con la beligerancia mostrada en anteriores ocasiones ante cualquier iniciativa que supusiera una modificación del Plan de Cuenca del Tajo que conllevara un endurecimiento de las condiciones para poder trasvasar agua a la Cuenca del Segura", concluye.

COAG muestra su preocupación por una "situación irreparable"


   Por su parte, COAG Murcia también ha salido a la palestra ante esta cuestión, recordando que el próximo 20 de septiembre se cumplen los seis meses de plazo del que se dispone para presentar alegaciones al Plan Hidrológico del Tajo, en cuyo borrador se establece un volumen de agua no trasvasable desde los pantanos de cabecera de 400 hectómetros cúbicos, en lugar de los 240 actuales, y otras muchas disposiciones que afectan a los caudales ecológicos y a la elevación del volumen en cabecera a más de 560 Hm3 para que sea el consejo de Ministros el que determine los envíos de agua, con las dificultadas bien conocidas por los regantes murcianos que esa medida conlleva.

    En su opiniñon, de aprobarse esas disposiciones, "la agricultura regional sufriría un golpe irreparable ya que se dañaría de manera  irreversible a una actividad económica que es la que más  contribuyen al equilibrio de la balanza comercial de España gracias a la exportación de frutas y hortalizas, y que es generadora de un empleo estable que se cifra en 80.000 puestos de trabajo directos y otros 100.000 indirectos".

   Según indica en un comunicado, "desde que conocimos el borrador de Plan del Tajo, se han sucedido algunos acontecimientos, importante alguno y lamentables otros, como la firma de un Memorandum entre los gobiernos del Murcia, Valencia y el Gobierno central, y la celebración de dos debates en la Asamblea Regional, acontecimientos que, a fecha de hoy, han servido de muy poco para alejar la inquietud que se adueña cada vez con más fuerza de unos agricultores que ven que avanzan las semanas y las cosas permanecen inamovibles, y lo que es peor, parecieran como “buenas” las medidas que se contemplan en el referido Plan Hidrológico del Tajo, como así se ha estado propagando por algunos destacados responsables de la Administración regional".

Falta de información y sensación de paralización


    En este sentido, recalca que "lo cierto es que no existe ninguna información oficial de los supuestos avances que se supone estén sucediendo en al seno del Grupo de Trabajo puesto en marcha el pasado mes de mayo para desarrollar los aspectos contenidos en el Memorandum y, lo que es peor, la impresión que se percibe es que dicho Grupo de Trabajo, del que forma parte el presidente del Sindicato Central de Regantes, está poco menos que paralizado lo que, de confirmarse, echaría por tierra cualquier posible solución de futuro".

    A esto se une que, según resaltan, en la Asamblea Regional "se está bloqueando un acuerdo, que es cada día más urgente, que permita aprobar un gran Pacto por el Agua en el que, contando con la participación, entre otros usuarios, de los regantes y agricultores, se fijen todas las exigencias de la Región ante esta nueva situación que se abre con la aprobación del Plan de Tajo, y que deben figurar también en el Plan Hidrológico del Segura".

    COAG Murcia, intentará "frenar este nuevo ataque que se está gestando contra los intereses de los regantes y del conjunto de los ciudadanos, para lo cual seguirá prestando su apoyo al Sindicato Central de Regantes para hacerlo posible, al tiempo que insta a la Administración y a los partidos políticos presentes en la Asamblea Regional a que inicien de inmediato los trabajos para suscribir el Pacto Regional por el Agua que la sociedad murciana necesita".

    Para contribuir a todo ello y para preparar las alegaciones que presentaremos al Plan del Tajo, en lo que queda del mes de junio celebraremos sendas Asambleas de Agricultores, de las que oportunamente iremos informando, en los municipios de las comarcas de Campo de Cartagena (Torre Pacheco, Cartagena, San Javier y Fuente Álamo), de Guadalentín (Alhama de Murcia, Lorca y Totana) y de las Vegas del Segura (Cieza y Molina de Segura), entre otras, con el fin de que los agricultores cuenten con la información necesaria para actuar, en todo caso, en defensa de sus intereses.