La Unión de Campesinos de Castilla y León ha denuncido a que Azucarera está vendiendo variedades de semillas de remolacha que no tienen derecho a la ayuda asociada, a la vez que acusa a la multinacional KWS, que al no poder cubrir la demanda ha optado por dar semillas sin derecho a la ayuda asociada.

Según asegura la organización agraria, esta semillas no están incluidas en las tablas proporcionadas por el FEGA de variedades recogidas en el Catálogo común de variedades de especies de plantas agrícolas de la Unión Europea, en el Registro de variedades comerciales o con autorización de comercialización conforme a la Decisión 2004/842/CE de la Comisión, de 1 de Diciembre de 2004. Y si la variedad de semillas de remolacha no está recogida en los catálogos o registros descritos no cumple los requisitos para tener derecho a la ayuda asociada.

Por eso, desde la UCCL se pregunta en una norta de prensa “¿Cómo es posible que la Industria venda estas variedades a sabiendas del perjuicio que ocasiona al cultivador de remolacha que no podrá percibir la ayuda asociada? Así es como Azucarera está  funcionando para apoyar al sector”

Asimismo, el enfado de los remolacheros se extiende a KWS que “ante el exceso de demanda de semillas de remolacha, al no poder hacer frente con las variedades incluidas en el registro ha optado, en su afán comercial, por vender semillas que no tienen derecho a ayuda asociada”.

Igualmente desde la oragnzaicón agraria se considera como sorprendente que Azucarera no potencie la utilización de  las variedades de semillas recomendadas por AIMCRA.

Por eso, la UCCL cree que “estamos por tanto de nuevo ante una forma de actuar que desde luego no puede decirse que contribuya a potenciar al sector e ir de la mano con los remolacheros, sino que más bien se trata de ir poniendo palos en las ruedas día tras día”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here