AEMET elabora servicios meteorológicos y climatológicos dirigidos al sector agrícola

0
16

     Esta obra está dirigida al público general interesado en temas ambientales, así como a instituciones, profesores, investigadores o estudiantes. Pero también está orientado a dar respuesta a profesionales de diversos sectores socioeconómicos, que requieren tener información climatológica fiable y actualizada a la hora de elaborar proyectos y adoptar decisiones. Para el sector agrícola será una nueva herramienta muy útil, ya que el clima en este ámbito es un recurso natural y un factor que propicia o limita sus actividades.

Publicaciones como herramienta del sector agrario

     Siguiendo esta estrategia, el próximo año se publicará el primer informe agroclimático de España y también se divulgarán varios estudios regionalizados sobre cambio climático que permitirán una gestión más eficiente de los recursos naturales.

     A ello, se une la publicación del año pasado del Atlas Agroclimático de Castilla y León, producto que permite desde consultas sencillas de agricultores o ciudadanos hasta la descarga de datos en bruto para estudios técnicos, proyectos o trabajos de investigación. Además, entre las publicaciones que pueden facilitar el día a día en la agricultura, AEMET también cuenta con un Atlas Climático Ibérico, que se completa con el Atlas Climático de los archipiélagos de Canarias, Madeira y Azores, publicadas en colaboración con el Instituto de Meteorología portugués (IM). Ambas están incluidas en el catálogo de datos abiertos de AEMET (http://www.aemet.es/es/datos_abiertos).

Impulso a la fenología

     Por otro lado, AEMET ha reforzado los estudios del ámbito de la fenología a través de la actualización periódica de las publicaciones en su web sobre contenidos de divulgación de las normas y recomendaciones para la observación fenológica, así como de descripciones fenológicas del curso agro-meteorológico anual en España (http://www.aemet.es/es/serviciosclimaticos/vigilancia_clima/fenologia). 

      En esta línea, AEMET ha empezado a registrar datos fenológicos en su Banco Nacional de Datos Climatológicos, que son de gran valor para los estudios del clima y para la descripción del año agrícola.