Afectados por cooperativa de Parrillas (Toledo) piden a la Junta una reunión

0
2

EFE.- Pedro Antonio López, uno de los socios de esta cooperativa, ha explicado en rueda de prensa que no piden un rescate, sino “un socio financiero” que les aporte sus conocimientos y se haga cargo de su gestión en base a los activos de los que dispone.

La cooperativa San Isidro de Parrillas inició su andadura en 1953 con el objeto social de fabricar piensos y comercializar productos para el desarrollo de las explotaciones ganaderas, una actividad que ya ha cesado debido al escaso movimiento ganadero de los aproximadamente 500 socios actuales.

Además, actuaba con una importante sección de crédito, mediante la cual prestaba dinero a sus socios y recibía imposiciones de los mismos a modo de pequeño banco.

Su falta de liquidez podría deberse, según otra de las socias, Consolación Díaz, a la “mala gestión” del Consejo Rector y a la concesión de préstamos millonarios que la gente no ha devuelto como consecuencia de la crisis.

“A la cooperativa le ha ocurrido lo mismo que a otros bancos, ha concedido créditos que luego han resultado fallidos”, ha señalado López, quien ha agregado que, “como resultado, se ha quedado con los avales, es decir, con naves, terrenos y diferentes bienes inmuebles, pero sin liquidez”.

Es por ello que la mayor parte de los vecinos de este municipio de unos 400 habitantes se han visto afectados, tras haber depositado en ella los ahorros de toda su vida.

Según la auditoría realizada en el mes de mayo sobre el ejercicio 2013, hay 1.800.000 euros en préstamos a socios, de los cuales 400.000 serían de dudoso cobro; y además se ha tasado en 1.500.000 euros el valor de los bienes inmuebles.

Los socios estiman en 3 millones de euros la cuantía total que se adeuda a la gente, por lo que, la devolución de los préstamos y la venta de esos bienes vendría a cubrir esa falta de liquidez.

Si bien, hay que tener en cuenta que el valor de esos bienes en el mercado no es el mismo hoy que hace unos años, por lo que sería importante encontrar “un compañero financiero” que les acompañe en la gestión de esos bienes “con el fin de ganar tiempo y venderlos en un futuro en mejores condiciones”, ha agregado López.

Por ello, han hecho un llamamiento al Gobierno regional y a las entidades bancarias para que, al menos, escuchen sus propuestas.

El pasado 2 de junio enviaron una carta a la presidenta, María Dolores de Cospedal, así como a Caja Rural de Castilla-La Mancha, entidad a través de la cual la cooperativa ha ofrecido sus servicios, con el fin de mantener una reunión a la que la entidad financiera se ha negado y el Gobierno regional no ha respondido aún.

Mañana jueves tienen prevista una concentración frente a la puerta de la Consejería de Economía y Empleo y de Caja Rural Castilla-La Mancha en Toledo y el sábado 28 una asamblea de socios para proponer las acciones que se van a llevar a cabo en caso de no recibir ayuda.