Hace unas semanas se tuvieron que sacrificar más de mil animales en Cantabria, la gran mayoría de ellos sanos, por culpa de un brote de brucelosis y la rígida aplicación de la política de saneamiento ganadero. Este viernes, más de un millar de ganaderos cántabros salían a la calle para reclamar cambios y evitar que se repitan estas situaciones. Pero la noticia agrícola a nivel nacional sigue siendo que sube el aceite en los supermercados.

En Castilla y León, agricultores y ganaderos también tuvieron que salir a manifestarse en defensa del mundo rural y para reclamar ayudas reales, ya que ve cómo los precios se hunden en origen, los pueblos no frenan su despoblación (seis de cada diez pueblos en toda España tienen riesgo de desaparecer) y la rentabilidad de sus explotaciones hace inviable su futuro. Pero la noticia agrícola que colea es cuánto subieron las hortalizas con las pasadas nevadas.

En Extremadura, inmersa en sus elecciones al campo, una organización, Unión de Extremadura, también salió el viernes a la calle para reclamar el cese del director general de Agricultura y Ganadería de la Junta, al que acusan de no sólo no haber frenado la expansión de la tuberculosis bovina sino de provocar que los ganaderos extremeños deban pagar ahora una sanción de 79,61 millones porque ‘calculó’ mal las ayudas de la PAC y del Coeficiente de Pastos. Pero la noticia agraria es que la gripe aviar se extiende por Cataluña.

El campo español quizás deba manifestarse menos por separado y más de forma conjunta

El campo español tiene un serio problema. Tras un año especialmente duro con precios que no han cubierto los costes en cereales, frutas, hortalizas, cunicultura, …., nadie se preocupó por ellos. Cuanto menos se pagara en origen menos (pensaban) pagaremos en la tienda. Pero cuando llegaron las nevadas, que se sumaba a una larga sequía y a muchos temporales de lluvia y viento a finales de año, todos se rasgan las vestiduras porque suben las hortalizas. Daba igual que no hubiera o que los campos estuvieran cubiertos de nieve. La culpa era de unos productores que, al parecer, se enriquecían a costa de una pobre señora María a la que robaban su pensión con unos precios abusivos en el mercado.

Y lo mismo pasa con el aceite. Da igual la sequía, que haya una menor cosecha y que la que hay llegue con retraso, que la producción mundial esté afectada, que en Italia se pague a 6 euros mientras que aquí se sueña con llegar a los 4. Da igual la ley de la oferta y la demanda. Lo que hay, dicen, es “especulación”, pura y dura. Y la mierda (con perdón) a los productores y cooperativas.

El campo español tiene un serio problema y quizás deba manifestarse menos por separado y más de forma conjunta. O al final también tendrá la culpa de que suba la luz o el agua porque riegan demasiado.

1 Comentario

  1. Excelente artículo. Queremos mejores precios para el agricultor.y cuando los hay, todos buscan fórmulas para que bajen.así no se desarrolla el medio rural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here