Agricultores piden al Ministerio un decreto sobre sequía para Granada

0
8

EFE.- La organización ha recordado que ayer tuvo lugar una reunión en el Ministerio con el subsecretario, Jaime Haddad, en la que participó COAG y en la que se iniciaron los trabajos para estudiar medidas de ayuda, con el fin de paliar los daños por la sequía en el campo.

En el encuentro, se acordó reunirse periódicamente, cada diez días, para seguir la evolución de la situación hidrológica, por lo que en los próximos días se enviarán las propuestas concretas para intentar paliar esta situación.

En la provincia de Granada, principalmente está afectada la comarca del altiplano ya que no se producen precipitaciones desde hace al menos tres meses y los sectores más perjudicados son los cereales, frutos secos y la ganadería de ovino y caprino.

No ha encañado bien la cebada y va a haber problemas para la recolección a la hora de trabajar las cosechadoras porque no tiene altura suficiente para segarla, de hecho algunos agricultores lo dan por perdido y han optado por dedicarlo a pasto para el ganado.

La producción de almendra puede verse además reducida “considerablemente” si no llueve en los próximos días, la falta de reservas de agua en el suelo puede provocar la caída de almendra y la pérdida de una cosecha que en principio se preveía como buena.

También está comprometida la próxima cosecha si las condiciones no cambian, ya que esta situación de sequía extrema debilitará a los almendros para la próxima campaña.

Los ganaderos que en años lluviosos aprovechan los pastos de la zona se ven obligados a la compra de forrajes y pastos para compensar la falta de pastos, incrementando los costes de producción.

El secretario de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Granada, Miguel Monferrer, ha reclamado que se publique “de forma urgente” un Real Decreto sobre sequía que recoja medidas de apoyo para los agricultores y ganaderos de las zonas más afectadas.

En sentido, Monferrer ha exigido entre otras ayudas para la replantación con el fin de que los agricultores de frutos secos y cereal puedan recuperar la capacidad productiva, y ayudas para los ganaderos que ya no pueden alimentar al ganado de ninguna forma con pastos.

Además es necesaria la puesta en marcha de créditos bonificados, exención de cuotas de seguridad social, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, entre otras medidas.