Agricultura experimenta el cultivo de frutos del bosque en Zarzosa

0
25

EFE.- El proyecto forma parte del programa de actuaciones en la Reserva de la Biosfera de los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama y persigue la diversificación de las actividades económicas sostenibles en este territorio riojano para evitar su despoblamiento.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial plantará un total de cuatro parcelas en Zarzosa (dos parcelas), Cabezón de Cameros y Sotos en Cameros con distintas variedades de arándano comercial y otros pequeños frutos silvestres como grosella, mora y frambuesa. Los terrenos han sido facilitados por los respectivos Ayuntamientos.

La primera plantación, de 1.500 metros cuadrados, se efectuó a principios de este mes de mayo en la zona de la ermita Canalejas, en Zarzosa, con 280 plantas y el resto de parcelas se plantarán a finales de septiembre.

En total, las fincas suman una superficie total de 7.000 metros cuadrados y contarán con más de 1.900 plantas.

El Gobierno de La Rioja puso en marcha en 2010 un estudio de investigación e innovación en materia de plantas aromáticas y medicinales con el que se pretende analizar las plantas aromáticas y medicinales y los frutos silvestres existentes en la Reserva de la Biosfera riojana.

La selección de las parcelas experimentales incluye la firma de un protocolo de experimentación por el que los Ayuntamientos facilitan las fincas, un agricultor se compromete a mantenerlas durante un periodo mínimo de siete años y la Dirección General de Calidad Ambiental y Agua facilita su puesta en marcha.

El agricultor deberá suministrar toda la información obtenida acerca del cultivo y de las variedades más idóneas para el clima y suelos de la zona.

Además, la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha facilitado la compra de distintas variedades de frutos del bosque a un grupo de 13 propietarios de fincas ubicadas en distintos municipios riojanos que se han mostrado interesados en estos cultivos.

La consejera ha visitado también dos de las fuentes restauradas en la zona dentro del programa de voluntariado ambiental ‘Amigos de los Ríos: La Teja, en Munilla, y la de la Ermita de Canalejas, en Zarzosa.

Las labores de restauración de la fuente La Teja de Munilla han consistido, entre otras, en la mejora del acceso, la limpieza de la zona, la construcción de una pileta y la instalación de una pasarela y de barandilla de madera.

En la fuente de la Ermita de Canalejas de Zarzosa se ha recolocado la piedra, se han restaurado sus elementos, se ha adecentado la pileta, se ha construido un depósito de agua anexo y se ha mejorado la captación.

Las labores de recuperación del patrimonio fluvial se desarrollan los sábados por la mañana y se prolongarán hasta el mes de junio. Afectan a fuentes y lavaderos de Igea, Cornago, Cervera del Río Alhama, Aguilar del Río Alhama, Navajún, Préjano, Arnedillo, Munilla, Zarzosa, Enciso y Los Molinos de Ocón.

Las actuaciones consisten, mayoritariamente, en la limpieza del interior, exterior y alrededores de las fuentes en mal estado de conservación que, en muchos casos, se encuentran ocultas entre la maleza o presentan escombros en su interior.