La transformación digital y el big data permitirán incrementar la productividad de las explotaciones agrarias en un 1% anual durante los próximos 30 años. Así lo ha avanzado el panel de expertos durante la primera mesa de debate “Agridata y la agricultura del futuro: la nueva revolución verde”, que ha servido para contextualizar el objetivo del foro AGRIDATA SUMMIT.

Durante el análisis, presentado por Gonzalo Martín, CEO de la tecnológica BYNSE y el Director Técnico de COAG, Jose Luis Miguel, se ha subrayado que este aumento de la rentabilidad vendrá motivado por una reducción del uso de fitosanitarios del 25% (se aplicarán con una mayor localización y de forma prescriptiva, no preventiva), y un descenso del agua y energía aplicada actualmente en regadío, de entre el 10 y el 30%.

AGRIDATA 2“De esta manera, han vaticinado ambos expertos, se logrará alcanzar el reto de aumentar la producción entre un 50-70%, cumpliendo con la demanda esperada de algunos cultivos (que subirá de media un 20% de aquí al 2030), y con un incremente mínimo en la tierra agrícola usable (que actualmente es el 12% de la superficie global y que llegará al 15%, barrera crítica desde el punto de vista de la biodiversidad y medioambiente)”.

Los principales expertos en transformación digital en agricultura se dieron cita en Madrid en la 1ª edición del AGRIDATA SUMMIT, un foro de encuentro al más alto nivel de empresas, profesionales agrarios y administraciones  en el que se analizará el potencial de herramientas como el Big Data, la sensorización, Data Driven Agriculture y  la agricultura de precisión, para mejorar de la rentabilidad de las explotaciones profesionales agrarias.

Entre los potentes, destaca la presencia de representantes al máximo nivel de las principales tecnológicas a nivel mundial (Intel, Google, IBM, Telefónica, etc..) de la industria auxiliar, el sector productor y la administración comunitaria y española.

El evento está organizado por la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y BYNSE, una joint venture de DINSA y la startup Cubenube, especialista en el desarrollo de plataformas de sensorización y pionera en el análisis de datos con tecnologías Big Data en agricultura, y cuenta con el patrocinio de la compañía INTEL.

Tejerina defiende nuevas tecnologías como impulsoras de agricultura eficiente

Por su parte, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que las nuevas tecnologías son herramientas que permitirán resolver “en gran medida” los retos de la agricultura, que se han de afrontar con una mayor eficiencia, sostenibilidad y competitividad.

Lo ha asegurado durante la inauguración del “I Foro sobre transformación digital y Big Data en agricultores”, donde ha subrayado que el foro tiene “todo el sentido” en un contexto en el que la tecnología tiene que servir para “producir más con menos”.

AGRIDATA 3Ese reto de la eficiencia productiva tiene que abordarse ya, según la ministra, y “todo apunta” a que las tecnologías de la información y la comunicación son las “herramientas capaces” de hacerlo.

Según García Tejerina, “para seguir avanzando” hay que innovar en la elaboración de nuevos productos y en la gestión de los procesos agroalimentarios “y para ello es necesario hacer uso de las nuevas tecnologías” porque “en la innovación está la mejora de la competitividad”.

Ha añadido que desde el Ministerio quieren impulsar esos avances facilitando, por ejemplo, una mayor conectividad del medio rural con el apoyo a la extensión de la banda ancha, lo que permitirá “generalizar la agricultura de precisión”.

La ministra ha incidido en que este primer foro tiene una “enorme relevancia” porque “abre un camino de futuro” con “gran proyección” para abordar la transformación digital en el campo español.

Para COAG, la aplicación de la tecnología digital en la agricultura es “un proceso irreversible”

Por su parte, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha incidido en que la aplicación de la tecnología digital en la agricultura es “un proceso irreversible” y por lo tanto “se abre una nueva era” en la forma de producir y trabajar en el campo.

A su juicio, aunque el sector agrario “nunca” se ha puesto “de espaldas” al desarrollo tecnológico, “es verdad que se nos ha dejado muchas veces al margen”.

AGRIDATA 4Sin embargo, en esta ocasión, el sector, según Blanco, quiere “afrontar” los retos de aplicar estas nuevas tecnologías en el campo porque aunque supone exponerse a “muchos riesgos”, también ofrece “muchas oportunidades” de crecer.

No obstante, ha pedido que la aplicación de la tecnología digital y el ‘Big Data’ “no se ponga sólo al servicio” de las grandes economías agroalimentarias porque “eso afectaría” a los pequeños agricultores.

Finalmente, ha instado a crear un grupo de expertos en el que estén representados todos los sectores implicados en este proceso de aplicación tecnológica para que estudien y ofrezcan soluciones a los retos que hay que enfrentar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here