Aguilera entrega en Almería las ayudas por la E. coli que superan los 47 millones de €

0
5

JUNTA DE ANDALUUCIA.-Partida de pepinos.
La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha entregado en Almería las primeras resoluciones de ayudas en la provincia a productores de frutas y hortalizas afectados por el brote de E. coli detectado en Alemania, que superan los 47 millones de euros y que ascienden 871 (30 presentadas por Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas -OPFH- y 841 por productores a título individual). En concreto, se han entregado 72 resoluciones de ayudas por un importe superior a los dos millones de euros, que corresponden a 64 productores individuales -más de 750.000 euros- y ocho Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) -más de 1,5 millones de euros-. La consejera ha especificado que el resto de resoluciones se está entregando por la vía administrativa habitual.

La mayor parte de las ayudas que han recibido en la provincia los productores individuales corresponden a renuncia de cosecha o cosecha en verde, principalmente de cultivos como tomate y pepino, aunque también hay productores que han solicitado ayudas a otros productos contemplados en el Reglamento, como el calabacín y el pimiento. En total, se han indemnizado más de 358.000 metros cuadrados de superficie de cultivo y cerca de 33.000 kilos de producto retirado. En conjunto, la provincia de Almería recibirá más de seis millones de euros por retirada de productos (más de 17.000 toneladas) y más de 41 millones por haber cosechado en verde o renunciado a hacer cosecha, que corresponden a una superficie total de 1.957 hectáreas.

Aguilera ha reclamado que la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) establezca el control de los márgenes comerciales de la distribución en situaciones de crisis de los precios en origen de los productos. "Es vital para el productor que, cuando baje el precio de origen, el consumidor también note en su bolsillo esa diferencia", ha apuntado.

Asimismo, ha señalado la medida excepcional que, en este caso, supone que productores individuales puedan acceder al cobro de estas indemnizaciones y destaca la importancia de que los agricultores se integren en Organizaciones de Productores para poder percibir todas las ayudas que contempla la Unión Europea. "Hay que intensificar el proceso de organización del sector hortofrutícola, cuya estructura básica prevista por su Organización Común de Mercado (OCM) es la Organización de Productores de Frutas y Hortalizas", ha dicho.

Ello implica que los agricultores que no formen parte de dicha estructura (en torno al 50%) puedan perder subvenciones. Por ese motivo, la Consejería de Agricultura trabaja con el sector para seguir avanzando en la integración de los productores en OPFH, y "que no se pierda ni un euro de las ayudas que habitualmente contempla la UE para las frutas y hortalizas", ha declarado.

Piagua

Posteriormente, la consejera de Agricultura y Pesca se ha desplazado a la localidad almeriense de Aguadulce para entregar a la Piscifactoría Aguadulce S.L.U. (Piaguala) la resolución por la que se le concede una ayuda de 22.600 euros para la sustitución de la cubierta de la embarcación Piagua II, acción que precisa de una inversión superior a los 45.000 euros. El aumento de espesor de la cubierta garantiza la integridad de este buque dedicado a desempeñar servicios de acuicultura.

La consejera ha aprovechado además para conocer las instalaciones con las que cuenta esta firma en Almería y ha destacado la continua apuesta de la empresa por la mejora y modernización, que ha llevado a la inversión de 4,3 millones de euros en la última década. La Consejería de Agricultura y Pesca ha concedido desde 2007 ayudas para estas iniciativas valoradas en 2,1 millones de euros procedentes de fondos europeos, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, y de la Administración andaluza.

La granja marina de esta empresa se ubica en el término municipal de Enix (Almería) y destaca por ser la de mayor tamaño del litoral andaluz, con 487.500 metros cuadrados, y contar con una plataforma de alimentación única en España. Además, consta de tres flotas de 12 jaulas de engorde de 25 metros de diámetro y tres jaulas comerciales de 16 metros de diámetros, con una capacidad de producción de 2.500 toneladas de lubina y dorada. A estas instalaciones se suman otras en tierra, en el Puerto Pesquero de Almería, donde se llevan a cabo el almacenamiento de pienso, el lavado de los ejemplares y las tareas propias del mantenimiento de las redes, entre otras acciones.