Ainia elabora un estudio europeo sobre datos nutricionales de la leche infantil

0
5

   Esta previsto que contemple en análisis comparativo de las diferentes marcas de leche de continuación que se comercializan en cada país, así como el de las diferencias nutricionales entre cada una de ellas y sus diferentes productos y entre los distintos países.

    Para ello, se va a realizar un estudio pormenorizado de la información nutricional que se destaca en el etiquetado de cada producto, identificando y extrayendo datos relativos a ingredientes de enriquecimiento incorporados, alegaciones nutricionales y alegaciones de salud destacadas y mejoras nutricionales aplicadas a los productos, entre otros.

    También esta previsto realizar un estudio de mercado dirigido a estimar la cuota de mercado de las distintas marcas en la Unión Europea en general, con información particularizada en los distintos países objeto del estudio.

    En 2013, la Comisión Europea ha solicitado a la EFSA asesoramiento sobre las bebidas de leche y otros productos similares a lactantes y niños de corta edad que se comercializan en Europa, entres los que se incluyen las leches de continuación infantil.

    Para ello, este organismo necesita datos sobre la disponibilidad de este tipo de productos en el mercado europeo, así como de su composición nutricional y ha seleccionado a Ainia para llevarlo a cabo.

Una gran diversidad de tipos en toda Europa


   Las leches de continuación (para niños entre 1-3 años) se han desarrollado con el objetivo de asegurar una correcta alimentación en la fase de transición de una dieta basada únicamente en leche (leche materna o leches de "inicio") a una dieta sólida.

    En la Unión Europea existe una gran diversidad de productos de este tipo y continuamente se lanzan al mercado otros nuevos con nuevas formulaciones mejoradas, con el fin de cubrir las necesidades nutricionales específicas de cada segmento de edad de este colectivo infantil.

    Recientemente, Ainia fue seleccionada por la EFSA para mejorar el control de aditivos en alimentos en Europa y, con esta nueva colaboración, el instituto valenciano refuerza su cooperación con la máxima autoridad europea en Seguridad Alimentaria.