Al Gobierno y al sector hortofrutícola no les gusta el nuevo acuerdo de la UE con Marruecos

0
19

     Los cambios aprobados por la UE en el régimen de derechos de aduana a las importaciones hortofrutícolas habían motivado el descontento entre las autoridades del país magrebí.

     Los productores hortofrutícolas exigirán que se respete el protocolo agrícola del acuerdo de la UE con Marruecos y "no se introduzcan cambios en el precio de entrada", según ha informado hoy Fepex en su página web.

     Fepex ha reclamado que "no se inicie una nueva reforma del precio de entrada, tal y como ha anunciado la CE, a instancia de Marruecos".

     Los exportadores consideran "imprescindible" que se mantengan las condiciones del acuerdo agrícola, según las cuales se fijó un precio de entrada preferencial para el tomate marroquí de 0,46 céntimos el kilo (considerando exclusivamente el tomate redondo).

Rechazan que se introduzcan modificaciones al acuerdo inicial


     Según Fepex, el sector de Marruecos quiere añadir modificaciones que invalidarían las revisiones de precios de entrada a la UE, incluidas en el marco de la Política Agrícola Común (PAC).

     La nueva regulación, rechazada por Rabat, responde precisamente a las denuncias de los productores europeos, que durante años se han quejado de que el régimen vigente ha permitido a los agricultores marroquíes eludir el pago de tasas aduaneras.

     En el compromiso anunciado la semana pasada, Bruselas mencionó una actualización del cálculo de los valores de importación, que tiene en cuenta otras variedades de tomate aparte del redondo.

COEXPHAL recuerda que el acuerdo es para el tomate redondo


     Por su parte, para COEXPHAL el Acuerdo en vigor, a efectos de fijar el precio de entrada del tomate marroquí, sólo tuvo en cuenta el tomate redondo y se debe respetar este punto, que ahora el sector marroquí quiere modificar e incluir otras variedades que incrementarían el precio de entrada e invalidaría la reforma de estos precios incluida en el marco de la PAC, publicada en el mes de mayo.

     Según señala en una nota, la reforma del régimen de precios de entrada incluida en el marco de la PAC, también da respuesta a la resolución aprobada por el Pleno del Parlamento Europeo, el mismo día y a continuación de la ratificación del Acuerdo con Marruecos, el 16 de febrero de 2012, expresando que “el aumento de los contingentes arancelarios previstos en el Acuerdo estarán debidamente regulados por la UE y que no habrá errores de interpretación de las normas que rigen la aplicación del régimen de precios de entrada”. La resolución del Pleno del Parlamento Europeo también se refiere explícitamente a las actuaciones de la Oficina de Lucha contra el Fraude, OLAF, y a que la modificación del régimen debe poner fin al fraude.

     COEXPHAL considera también imprescindible que se tenga en cuenta lo previsto en el artículo 4 del Acuerdo, que prevé que las concesiones realizadas en el ámbito de los precios de entrada, y específicamente de tomate, tienen por objeto mantener el nivel de exportaciones marroquíes tradicionales a la UE, sin que se produzcan perturbaciones en el mercado comunitario. Esta previsión también estaba incluida en el Acuerdo anterior.

     A pesar de ello, la exportaciones de tomate de Marruecos prácticamente se han duplicado los últimos diez años, habiéndose situado durante largos periodos de tiempo muy por debajo del precio de entrada preferencial concedido a este país, sin que por parte de la Comisión Europea se haya adoptado ninguna medida para evitar que el fuerte deterioro de los mercados hundieran los precios percibidos por los productores comunitarios.