La situación hídrica de Alicante es dramática. Ha empeorado tras un verano que se ha caracterizado por la falta de precipitaciones y las altas temperaturas de esta semana, que ha provocado que los cultivos necesiten un mayor aporte hídrico. Los agricultores están desesperados, ya que cuentan sólo con 60 días de agua para poder regar. De no producirse el reclamado y necesario trasvase del Tajo o llover pronto, las consecuencias serán irreparables para toda la agricultura mediterránea, hasta el punto de que ASAJA Alicante advierte de que podría desaparecer el 25% de la superficie agraria en regadío de la provincia.

De igual forma se destaca que, tras la muerte de arbolado por la pertinaz sequía que se registra desde hace 3 años, “la falta de trasvases tendrá catastróficos resultados” sobre la economía de las comarcas agrarias de Alicante y Murcia.

“La agricultura es fundamental para nuestro territorio. Genera muchas divisas en las exportaciones. Proporciona empleo directo e indirecto a millones de personas. Es vital también para el paisaje y el medio ambiente. Sin embargo, parecemos no importarle a nadie. No es de recibo que los empresarios agrícolas tengamos que llegar al límite”, destaca el presidente de ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores, Eladio Aniorte.

Críticas a los políticos: “Queremos una defensa contundente del Trasvase Tajo-Segura y que suden la camiseta defendiendo la agricultura”

Asimismo, se incide en que la situación de los cultivos de secano es muy delicada, al igual que la de regadío, salvo que, de momento, pueden regar. Por eso desde la organización agraria se avisa de que “todos nuestros cultivos están clamando tener agua. Para la granada y los cítricos ahora es fundamental contar con estos recursos para poder tener un buen cuaje y que los frutos crezcan. Para las patatas, la alcachofa, los demás cultivos hortícolas, todos los frutales, es imprescindible. Con el cereal sucede igual. La ganadería también está sufriendo. Muchos pastos de los que se alimentan los animales están desapareciendo, sumado a que hay que contar con agua suficiente y de calidad para darles de beber. La apicultura tampoco se escapa de las consecuencias por la insuficiente floración”, detallan.

ASAJA ALICANTE 2Por esto, ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores exige al presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, y el director general del Agua, Manuel Aldeguer, que ejerzan presión. “Deberían tener siempre en la boca la necesidad de que la provincia reciba el agua que merece. La reivindicación de una justa financiación para la Comunidad Valenciana no la dejan y hacen muy bien, pero queremos también una defensa contundente del Trasvase Tajo-Segura y que suden la camiseta defendiendo la agricultura mediterránea. Se pierde y no estamos haciendo nada. Ni siquiera se ruborizan, les da igual. Es lamentable”, afirma el presidente de la organización.

Por otra parte, ASAJA Alicante también lamenta el fatal incendio que ha afectado a Xabia y Bolulla, entre otros municipios. Se han perdido más de 1.500 hectáreas de incalculable valor medioambiental y paisajístico. “Hemos visto a los políticos enfurecidos ante el drama acontecido y actuar de forma inmediata. Yo, también lamento sin límites esta catástrofe tan terrible, pero otra tragedia vamos a vivir si transcurren los 60 días y no podemos regar. Con un agravante. Este incendio tiene sus responsables identificados. La clase política valenciana y nacional está dejando ‘quemar’ 19.840 hectáreas de cultivo. No son pirómanos o incendiarios, pero nos llevan a la ruina. Terribles consecuencias están provocando con su sectarismo, acciones u omisiones con el tema del agua”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here