Alerta en las bodegas ante el preludio de una guerra comercial de la UE con China

0
22

   Ha señalado que se inicia un procedimiento complejo en el que, desde la FEV, ayudarán a las empresas exportadoras, asesorándolas sobre cómo proceder para facilitar las cosas, con transparencia, a las autoridades chinas y demostrar que no han incurrido en prácticas que puedan derivar en "salvaguardas" o sanciones.

    "El proceso de investigación que inicien las autoridades chinas va a ser más o menos largo, y puede incurrir en distintas represalias", ha añadido. Según la FEV, la situación es que China ha aceptado la queja de su industria local y procede a tramitar esa petición contra las importaciones europeas de vinos envasados y a granel, espumosos, aromatizados a base de vino y vermut por presuntas prácticas antidumping y anticompetitivas.

    Ahora se abre un período de consultas del Gobierno chino a la Unión Europea para decidir si abre finalmente dos procedimientos -uno antidumping y otro antisubvención, aunque en la práctica irán de la mano-, lo que llegaría en junio.

    Posteriormente, las empresas tendrían unos 20 días (coincidiría con el mes de julio) para registrarse ante las autoridades chinas y ofrecer toda la información que se les requiera, y en virtud de las cuales podrían aplicarse o no las sanciones si China percibe prácticas anticompetitivas.

    "Es una muy mala noticia", ha resaltado el secretario general, quien recuerda que China es un mercado "importantísimo" para los vinos españoles, cuyas ventas han pasado en seis años de 12 millones de euros hasta más de 90, y se ha multiplicado por tres y hasta por cinco el valor medio de esas exportaciones.

Un mercado de 91 millones de euros y 70 millones de litros para España

    El director general del Observatorio español de Municipios del Vino (OEMV), Rafael del Rey, ha remarcado la importancia de China para el sector, al ser un mercado de unos 91 millones de euros al año y unos 70 millones de litros para España.

    "Creemos fundamental que no se mezclen problemas de otros productos con los del vino, y no se perjudique a los consumidores chinos que, cada vez más, van aproximando sus pautas de consumo hacia productos de prestigio en todo el mundo como el vino", ha señalado.

    En su opinión, "hay que preocuparse por todo lo que suponga un inconveniente para el libre comercio" y no hay ningún trasfondo real que motive las sospechas de China.

    Ha recordado que el crecimiento de las ventas españolas se debe a que sus costes de producción han sido muy económicos, lo que hace a nuestro país más competitivo a nivel mundial.

    "Somos los cuartos proveedores de vino en términos de valor -por delante de Italia- y los segundos en volumen a China, pese a las menores ventas de granel del pasado año", ha precisado Del Rey.

    Según sus datos, los envasados españoles "van muy bien" en ese país, con un crecimiento del 50% en el primer trimestre del año.

    Se trata de un mercado "en el que se van consolidando paulatinamente ventas de cada vez mayor valor añadido y con una proyección muy importante", ha subrayado Del Rey.

    El Observatorio precisa que China importó a otros países, durante el primer trimestre de 2012, sobre todo vino envasado, cuyas compras representaron el 73% del volumen, con 76,2 millones de litros.

    Este vino muestra las mejores tasas de variación -tanto en valor (+14,8%) como en volumen (+31,4%)-, con España creciendo muy por encima de la media, según datos del Observatorio.

    A nivel global, y por países de origen, Francia lidera las importaciones chinas, con 36,5 millones de litros hasta marzo.

    España bajó de los 10 millones de litros en el primer trimestre de 2013, al caer un 33%, pero ocupa la cuarta posición tras Chile, con 25,8 millones de litros (+18,5 %) y Australia, con 11,2 millones (+20,8 %), aunque logra mantenerse como segundo proveedor en el interanual a marzo. 

Origen del problema


    En un comunicado en su página web, el Ministerio chino de Comercio anunció que ha recibido una solicitud del sector vinícola nacional que acusa a los vinos importados de Europa de "entrar en el mercado chino mediante el uso de tácticas comerciales desleales, tales como el ‘dumping’ o los subsidios".

    Ante la denuncia, detalla el escrito, el Ministerio constata que "en los últimos años la cantidad de vino importado desde la UE ha aumentado con mucha rapidez" y "se iniciará una investigación al respecto de acuerdo con la ley".

    La decisión del Ministerio chino se produce un día después de que la CE propusiera imponer un arancel del 11,8% a los paneles solares chinos, que se elevará al 47,6% en dos meses si no hay avances en las negociaciones con el país asiático.