La Alianza UPA-COAG ha denunciado las prácticas presuntamente fraudulentas que están realizando determinadas empresas de origen extranjero que prestan servicios agronómicos a agricultores en Castilla y León estafando a la Seguridad Social y cuyas repercusiones legales afectan a los propios agricultores y empresas, ya que deben asumir los costes de este fraude ante el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Se trata de una práctica que consiste en la prestación de servicios de empresas legales en su constitución, que proporcionan mano de obra a agricultores y que una vez cobrados dichos servicios sin embargo incumplen flagrantemente sus obligaciones relacionadas con la Tesorería General de la Seguridad Social.

La Seguridad Social obliga a los contratantes a asumir la ‘responsabilidad solidaria’ de dichos fraudes

Lo más grave del asunto es que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social está remitiendo escritos a los agricultores que han contratado esas empresas para que asuman la ‘responsabilidad solidaria’ de dichos fraudes, obligándoles a asumir no solo las deudas contraídas “por esos empresarios desaprensivos que se burlan sistemáticamente de la normativa laboral española, sino además los intereses generados y una posible sanción”.

La Alianza UPA-COAG hace un llamamiento al sentido común y responsabilidad del Gobierno “para que actúe con todo el peso de la Ley sobre las empresas que bajo el disfraz de legales se constituyen en nuestra región para prestar servicios y sin embargo defraudan a la Seguridad Social española sin abonar impuestos, tasas y obligaciones tributarias cometiendo todo tipo de ilegalidades”.

De igual modo, reclaman a la Delegación del Gobierno que ampare con todas las herramientas legales y judiciales a los afectados “para que no se vean penalizados, porque tras asumir sus costes al contratar el servicio ahora la Seguridad Social les imputa responsabilidades que desde luego no les corresponden”. Por eso, apelan al principio de justicia para que actúe de inmediato “y no sean ciudadanos españoles, en este caso agricultores, los paganos de un fraude del que no solo son ajenos en su responsabilidad sino que además son víctimas en primera persona”.

Finalmente, la Alianza UPA-COAG alerta a los agricultores de Castilla y León sobre estas prácticas, en muchos casos de empresas foráneas, que cada vez se están haciendo más habituales en esta comunidad autónoma, “porque son varios ya los casos detectados de estafas cometidas en torno a la prestación de servicios agronómicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here