Alrededor de doscientas colmenas consiguen padrino en León tras incendios

0
13

EFE.- Casi seis meses después de su puesta en marcha, particulares y empresarios han apadrinado dos centenares de colmenas, la mayoría de ellas en la zona de Castrocontrigo (León), donde el fuego calcinó el pasado agosto unas 12.000 hectáreas de arbolado y masa forestal, según ha indicado a EFE Javier Morán, socio de Abejas Bierzo, una de las empresas que colabora en el proyecto, la otra se llama Urzapa.

Cada vez son más las personas que se forman en apicultura e instalan colmenas; sin embargo hay otro grupo que se siente atraído por esta actividad, pero no tiene tiempo para dedicarse a ello.

A estas últimas, va dirigido el proyecto de apadrinamiento de abejas, gente "muy concienciada" con el medio ambiente que han decidido involucrarse en una iniciativa que ofrece una rentabilidad del 15%, según ha explicado.

La idea principal es que cualquier persona pueda apadrinar una colmena durante tres años por 110 euros, de los que recibirá anualmente un 15%, bien en productos de la propia colmena o bien en dinero.

A los tres años se puede renovar el contrato de apadrinamiento por el mismo periodo o recuperar la inversión inicial.

En este momento, el proyecto "no va tan deprisa" como se esperaban, aunque los promotores están "muy contentos" con el mismo, ha declarado Morán.

El fuego quemó el año pasado casi 4.000 colmenas en toda la provincia leonesa.

Ha insistido en que las abejas cumplen una labor de polinización transcendental para el medio ambiente, ya que por ejemplo el 70% de las hortalizas, frutas y verduras que consumimos están polinizadas por este insecto.

Precisamente con la intención de colaborar en la reforestación de las zonas calcinadas, los promotores se han puesto en contacto con los ayuntamientos afectados para proponerles la colocación de colmenas en "puntos estratégicos" que permitan ayudar a polinizar las nuevas plantaciones y lograr así una mayor reforestación en el menor tiempo posible.

"Hasta ahora, la mayoría de los apadrinamientos vienen por parte de empresarios, personas que ven que en el banco el dinero no es rentable, deciden apadrinar y de esta manera están obteniendo una rentabilidad del 15%" ha explicado Morán.

La apicultura además es un reclamo cada vez mayor para desempleados de la provincia que buscan una fuente de ingresos y aunque "con esto nadie se hace rico", es una buena alternativa especialmente en la comarca del Bierzo, que cuenta no sólo con una "muy buena" floración sino también con buenas zonas para la colocación de las colmenas.

En esta línea, Abejas Bierzo ofrece asesoramiento y formación a quienes quieren iniciarse en el mundo de la apicultura, un proceso que puede prolongarse durante dos años en el caso de las personas que carecen de conocimientos previos.

"En Abejas Bierzo les ayudamos, les asesoramos, les impartimos cursos de formación e incluso les proveemos de la materia prima, las abejas, algo fundamental porque están desapareciendo", ha relatado Morán en referencia al un problema que afecta al sector a nivel mundial.

En la comarca del Bierzo, y en menor medida en el resto de la provincia de León, los apicultores se enfrentan a otro problema de graves consecuencias: la actividad de los apicultores trashumantes.

Por su microclima y ubicación, El Bierzo es un lugar "idóneo" para que ubiquen sus colmenas durante la floración del castaño.

Sólo el año pasado, se instalaron 7.000 colmenas entre las poblaciones de Dragonte y Oencia en unas condiciones "con medidas sanitarias deficientes".

"Cuando se van, las colmenas del alrededor se mueren todas, es un problema que arrastramos desde hace más de 20 años, pero ahora que la apicultura se ve como una pequeña alternativa laboral, es preocupante", ha lamentado Javier Morán.