Altadis da tranquilidad al tabaco extremeño y garantiza su compra hasta al menos 2016

0
4

    La ministra ha mostrado su "satisfacción" por un convenio rubricado "con una de las manufactureras más importantes del sector y la primera en cuanto a la adquisición de tabaco" español.

Compromiso para exigir la máxima calidad


     El convenio -ha detallado García Tejerina- suscribe el compromiso de Altadis con el tabaco de calidad del país y su disposición a seguir colaborando con el Ministerio en el mantenimiento del tejido productivo de un sector "clave" para el empleo y creador de riqueza.

     No en vano, la ministra ha apuntado que el cultivo del tabaco es el medio de vida de 2.000 productores y hace posible un millón de jornales directos y más de 300.000 indirectos, así como la importancia que supone para la provincia de Cáceres, que concentra más del 95% de las 34.000 toneladas producidas en España.

     Ha recordado que una resolución del Parlamento extremeño de 2012 "nos apremió a todos" a trabajar por la sostenibilidad, la calidad y la eficiencia del cultivo del tabaco.

    Con el convenio rubricado, ha destacado García Tejerina, Altadis "se compromete a mantener el liderazgo en la compra de tabaco" durante las cosechas de 2014, 2015 y 2016, con una posibilidad de prórroga de tres años adicionales, siempre con criterios técnicos y de sostenibilidad que redundan en el mantenimiento del cultivo y en beneficio de los consumidores"

     "Hoy debemos exigir altos niveles de calidad", ha añadido García Tejerina, buenas prácticas agrícolas, empleo de semillas certificadas y registradas, organización entre los cultivadores, garantías de trazabilidad y curación en los secaderos que prevengan la contaminación.

     "Estamos comprometidos con velar por la calidad de la producción" porque es un factor clave para la competitividad del tabaco español y también para su internacionalización, ha aclarado.

La PAC dará "estabilidad" al sector, según la ministra


     Por otro lado, la ministra ha destacado que la nueva PAC ofrecerá estabilidad gracias a los apoyos que recibirán los productores vinculados al pago básico y las ayudas del desarrollo rural.

También ha indicado que el sector está bien organizado e integrado a través de ocho agrupaciones de productores españoles (seis de ellas están en Extremadura) que contratan el 97% de la producción, que podrán adaptarse fácilmente a la nueva reforma de la PAC y constituirse en Organizaciones de Productores (OPs).

     Igualmente ha resaltado la obligatoriedad de los contratos para todas las transacciones de tabaco en rama en España, "aspecto muy relevante para un cultivo tan exigente", donde el agricultor corre riesgos empresariales por los altos costes de producción.

     El consejero delegado de Altadis, Juan Arrizabalaga, ha detallado que esta compañía líder en el mercado español se compromete a mantener la compra de tabaco en rama durante las cosechas 2014, 2015 y 2016, de tal forma que "seguiremos contribuyendo como hasta ahora a mantener y apoyar el sector de producción de tabaco español".

Un respiro y tranquilidad para los agricultores extremeños


     El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha agradecido a Altadis, a Cetarsa y al Ministerio su apuesta por un sector clave para esta Comunidad Autónoma, y por la "tranquilidad" que supone para los cultivadores de cara al futuro, todo lo contrario que en 2011, cuando todo eran "incertidumbres".

     Monago ha recordado que prácticamente el 93% del tabaco español se lleva a efecto por agricultores extremeños, que desde hace muchos años han incorporado las nuevas técnicas para hacer un producto de calidad y con trazabilidad garantizada.

     "Una producción del siglo XXI. Es una gran noticia para miles de productores extremeños", ha reiterado Monago, que a través del convenio rubricado hoy se garantice la adquisición de tabaco hasta la cosecha de 2016, de manera que "el esfuerzo y trabajo del sector tiene su recompensa".

El presidente de Extremadura ha subrayado el papel que juega el tabaco para la fijación de la población al entorno rural, ya que de él dependen miles de familias en esta región, al tiempo que ha defendido que el cultivo debe seguir manteniendo su apuesta por la innovación "que exigen los nuevos tiempos".

Monago ha recordado además la resolución del Parlamento extremeño de 2012 que defendía la unión para la defensa del sector, como así ha sucedido en los últimos años ante las distintas administraciones, en lo que "siempre hemos encontrado un aliado en el Gobierno".