AMFAR: “La violencia de género es cuatro veces mayor en el ámbito rural”

0
12

    La Jornada ha sido inaugurada por la presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino; el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Fernando Rodrigo; y por el delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, y ha contado con la asistencia de la coordinadora provincial del Instituto de la Mujer, Ángela María Muñoz.

   En declaraciones a los medios de comunicación, Merino ha destacado que la violencia de género es cuatro veces mayor en las zonas rurales. “En lo que va de año han sido asesinadas 45 mujeres y cinco niños. Un 47% de las víctimas eran mujeres rurales, pero si tenemos en cuenta que en las zonas rurales vive el 20% de la población española, supone que la incidencia de la violencia es hasta cuatro veces superior a la que se registra en el ámbito urbano”, ha explicado la presidenta de AMFAR.

   En el caso concreto de Castilla-La Mancha, las seis víctimas mortales por violencia de género, cuatro mujeres y dos niños, eran procedentes del mundo rural, motivo más que suficiente, señala Merino, para seguir trabajando en la prevención con todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance”.

   La presidenta nacional de AMFAR ha destacado el convenio firmado entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Delegación del Gobierno y la FEMP para elaborar un Plan contra la violencia en el ámbito rural. Para Merino este plan “es necesario para erradicar cuanto antes esta lacra social que afecta especialmente a las mujeres rurales”.

   También ha valorado que el Ministerio de Igualdad haya elaborado recientemente una Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres 2013–2016, que recoge por vez primera un capítulo específico para las mujeres del ámbito rural.

   Este documento sostiene que casi el 17% del total de mujeres que declaran haber sufrido maltrato residen en las zonas rurales españolas. Además, asegura que la residencia en los municipios rurales condiciona la denuncia de la violencia de género, hasta el punto de hacerla casi inexistente.

Un atentado no contra la mujer, sino contra la dignidad humana

   Por último, Merino ha incidido en la importancia de esta jornada dirigida a las directivas locales de AMFAR en la provincia de Ciudad Real, ya que “como movimiento asociativo tenemos la responsabilidad de informar, asesorar, aconsejar, acompañar y atender a las mujeres que sufren la violencia o que pueden sufrirla en el ámbito rural.

   Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Fernando Rodrigo, ha señalado que la violencia de género no sólo supone un atentado contra la igualdad entre hombres y mujeres, sino también contra la dignidad humana. Un atentado, ha dicho el subdelegado, que “debe hacernos reflexionar en la educación que reciben los menores tanto en la familia como en los centros escolares, y que es fundamental para erradicar esta lacra social”.

   Del mismo modo, Rodrigo ha elogiado la valentía del Gobierno español por su trasparencia en los datos sobre la incidencia de la violencia de género “haciendo frente a este problema con la publicación de unas estadísticas que reflejan la realidad del problema en toda su magnitud”.

   En última instancia, el delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, ha lanzado un mensaje a la ciudadanía en su conjunto porque “sin su colaboración”, ha dicho, resulta muy complicado que se materialice una total lucha contra la violencia de género. “Tanto los jueces como Fuerzas de Seguridad del Estado necesitan del apoyo y la colaboración de los ciudadanos para que esta lucha sea completa y efectiva”.

   En declaraciones a los medios de comunicación, Lucas Torres ha elogiado que AMFAR haya desarrollado esta Jornada sobre prevención de violencia hacia la mujer rural, al tiempo que ha puesto en valor el trabajo que desarrollan los 26 centros de la mujer de la provincia, “esenciales para salvar vidas”, ha afirmado.

Jornada de trabajo

    La jornada de trabajo ha continuado hoy en la capital ciudadrealeña con la intervención de la Jefa de la Unidad contra la Violencia hacia la Mujer de la Subdelegación del Gobierno, Ricarda Barato, que ha dado a conocer los pasos a seguir ante un caso de violencia de género.

   Las directivas de AMFAR también han contado con la ponencia  del Teniente de la Guardia Civil y coordinador del Plan director, Francisco Javier Jiménez, que ha abordado el tema de la prevención de la violencia entre los jóvenes, así como los delitos informáticos y el peligro de uso de las redes sociales.