AMFAR advierte de los peligros de internet y las redes sociales en el mundo rural

0
8

     La presidenta de AMFAR resaltó el trabajo de la asociación en conectar a las mujeres rurales con las nuevas tecnologías de la comunicación. “Somos conscientes de que internet es una ventana abierta al mundo y la mejor forma de romper los obstáculos que en ocasiones desequilibran las oportunidades en el mundo rural”.

     Merino destacó la relevancia que adquiere la concienciación de los padres en el buen uso que se debe hacer de estas herramientas, y en especial en el medio rural donde la brecha digital es mayor. Así, la presidenta de AMFAR concretó que según el INE, sólo un 70,5% de las personas que viven en poblaciones de menos de 10.000 habitantes usan el ordenador, frente al 80,5% de las grandes ciudades.

Control sobre los datos que se dan en la red

     “La tarea de concienciación es fundamental. Muchas personas, sobre todo  jóvenes, desconocen el peligro que acarrea la publicación de datos personales en las redes sociales, así como el uso compartido de fotografías personales, íntimas o comprometidas”. Una circunstancia que se acentúa en España, ya que los jóvenes con edades entre los 16 y los 24 años son los más participativos en las redes sociales con un 88% de participación, dos puntos por encima de la Unión Europea, que se sitúa en el 86%.

    En estos casos, los usuarios pueden verse expuestos a sufrir ciberbullying, el acoso por parte de compañeros del centro escolar, o el cibergrooming, en el que los adultos contactan con menores para obtener sus imágenes primero, y utilizarlas para lograr nuevas exigencias después.

     “Debemos conseguir que nuestros hijos, que son el futuro de nuestra sociedad, entiendan que internet es una herramienta crucial para el desarrollo y la innovación en el mundo rural, y que debe utilizarse de manera conveniente para evitar serios riesgos”, concluyó Merino.

Los jóvenes, "cuando más se confían, más desprotegidos están"

     Por su parte, Ricarda Barato, llevó a cabo una breve presentación del “Plan director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos”, destacando las actuaciones que se llevan a cabo desde la Subdelegación del Gobierno para informar a escolares, padres y profesores sobre problemas como el consumo y menudeo de drogas, o la violencia de género desde las edades más tempranas. 

     La ponencia central del acto que llevaba por título “Peligros Informáticos en Internet y Redes Sociales”, que corrió a cargo del coordinador del Plan Director y Teniente de la Guardia Civil, Francisco Javier Jiménez Bañales.
En su intervención, Bañales abordó, entre otros aspectos, las amenazas de distinta índole que puede acarrear un uso indebido de las redes, como fraudes económicos, acoso y abuso de menores, e incluso adicción a internet.
“Los menores se inician en internet a los 10 u 11 años de edad, y le dedican una media de 14,5 horas semanales, pero cuanto más se confían, más desprotegidos están”, añadió.

     Tras la ponencia se generó un interesante debate entre los numerosos asistentes, en su mayoría afiliadas de AMFAR en Calzada de Calatrava, pero también componentes de otras asociaciones municipales como las Amas de Casa o representantes de las AMPAS de los Colegios Santa Teresa de Jesús y San Ignacio de Loyoya; del Instituto de Educación Secundaria Eduardo Valencia;  de la Cofradía de San Isidro Labrador, y de la Cofradía San Cristóbal, además de la Asociación Cultural Fontanar. El acto contó también con la asistencia Emilia Viso, responsable del área jurídica del Centro de la Mujer de Calzada.