AMFAR apuesta por una mujer participativa en el sector agroalimentario

0
2

    Este sábado día 8 celebramos el Día Internacional de la Mujer Trabajadora que viene con el lema “Igualdad para las mujeres: progreso para todos” apelando a los beneficios que tiene para las empresas y la sociedad una mayor participación de las mujeres. En palabras del Secretario General de la ONU “las empresas que cuentan con más líderes mujeres logran mejores rendimientos”.

   En el caso del sector agroalimentario, las mujeres desempeñan un trabajo importantísimo, ya sea en las explotaciones de forma habitual o esporádica como un apoyo fundamental para sacarlas adelante, pero también en su industria, donde trabajan  miles de mujeres. En Europa alrededor del 42% de los 26,7 millones de personas que trabajan regularmente en la agricultura son mujeres, mientras que España las mujeres suponen el 30% del total de los trabajadores del campo.

   Pero quisiera ir más allá, hacia su participación activa dentro del sector agroalimentario. AMFAR como asociación representativa del colectivo de mujeres rurales anima a las mujeres a ejercer un papel mucho más participativo dentro del entramado empresarial del sector agrario. En la actualidad no llega al 30% las mujeres que son  titulares de las explotaciones agrarias a pesar de que su presencia es mayoritaria en otros escalones del tejido productivo (manipulación, personal de administración etc.) donde los puestos son ocupados mayoritariamente por mujeres. Y sin embargo apenas un 3,5% de mujeres participan en los consejos rectores y órganos de dirección de nuestras cooperativas, y sólo un 19% de las socias acuden a asambleas y reuniones, se trata de cifras que no reflejan el papel real que las mujeres están desempeñando en este sector.

    No obstante también es necesario señalar cómo cada vez son más las emprendedoras, las que dirigen o están a la cabeza de pequeñas y medianas empresas del sector agroalimentario, aproximadamente el 54% de las empresas autónomas del ámbito rural están lideradas por mujeres, contribuyendo además a dinamizar nuestro medio rural. Y así en AMFAR lo hemos podido constatar en los estudios y proyectos elaborados por la asociación en los últimos años donde el empleo y el emprendimiento han atraído a mujeres de todas las edades y sectores productivos.

    Por lo tanto es necesario promover un cambio y motivar a las mujeres a decidir, gestionar y participar en sus empresas. Estamos ante un colectivo de especial interés para garantizar la competitividad y el desarrollo de nuestras explotaciones y empresas y por eso en una efeméride como la que se celebra el 8 de marzo, desde AMFAR queremos apostar decididamente por la participación voluntaria y activa de la mujer en el sector agrario, ya que si conseguimos este cambio de tendencia, por otro lado muy necesario, estaremos ante empresas dinámicas, competitivas y responsables lo que redundará seguro en un beneficio para todos.