Andalucía y Marruecos colaboran en la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo

0
6

JUNTA DE ANDALUCIA.-La Consejería de Medio Ambiente colabora con el Reino de Marruecos para impulsar y consolidar la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo a través del Plan de Acción 2011–2015. El consejero, José Juan Díaz Trillo, ha destacado en la Comisión del Parlamento que ambas partes trabajan para consolidar este proyecto, fomentar el desarrollo territorial sostenible y la comunicación, sensibilización y participación social.

Durante su intervención, Díaz Trillo ha subrayado la importancia de esta cooperación entre Andalucía y Marruecos para desarrollar iniciativas basadas en la sostenibilidad ambiental, social y económica entre estos dos territorios transfronterizos que conforman la primera Reserva del mundo que une dos continentes.

El consejero ha asegurado que el Plan de Acción se puso en marcha con el objetivo de definir las principales líneas de actuación para dotar a la Reserva de los instrumentos necesarios para planificar su gestión coordinada, así como impulsar el desarrollo socioeconómico y ambiental en todo su ámbito territorial. En este marco, la Junta está ejecutando el proyecto de cooperación transfronteriza (fronteras exteriores) INTEGRARBIM, coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y con un presupuesto total de 2,1 millones de euros.

Por otro lado, el consejero ha recordado que recientemente se han establecido las nuevas directrices y prioridades establecidas por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para el establecimiento de nuevos convenios de colaboración con las comunidades autónomas y otros entes gestores para el apoyo al Desarrollo Rural Sostenible en Reservas de la Biosfera.

La Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo Andalucía (España)-Marruecos, promovida por la Consejería y el Reino de Marruecos, tiene una superficie total de 907.187 hectáreas, de las cuales 423.535 corresponden a la parte española, 470.600 a Marruecos y unas 13.050 hectáreas a la franja marina que separa los dos continentes.

Esta Reserva Transcontinental engloba por primera vez dos reservas declaradas ya con anterioridad, la de Grazalema y la de Sierra de las Nieves. De este modo, el ámbito geográfico abarca algunos de los espacios naturales más emblemáticos de las provincias de Cádiz y Málaga, así como de las cuatro provincias de Tánger, Tetuán, Larache y Chefchaouen en el norte de Marruecos.

Frontera zoológica intercontinental

La riqueza natural compartida entre ambas orillas proviene en gran medida de la posición de frontera zoológica y ruta migratoria entre los continentes europeo y africano, que determina el enriquecimiento en especies ya sea de paso o nidificantes estacionales. El conjunto propuesto en la orilla andaluza se caracteriza por tener la mejor representación y diversidad de la vegetación del monte mediterráneo.

Entre las especies de fauna, en la zona marroquí destaca la presencia de 40 especies de mamíferos entre los que se encuentran el jabalí y la nutria, comunes en ambas orillas, además del mono mago. Se han identificado un total de 117 especies de aves nidificantes con distintos grados de amenaza como el alimoche o el águila real. Entre los reptiles existe una gran riqueza de especies de serpientes y tortugas, y en la zona norte de Marruecos se concentra un 50% de los anfibios del país.