Andalucía entrega una ayuda de 2,6 millones para la modernización de regadíos

0
5

EFE.- Víboras ha explicado a los periodistas que se trata de una actuación que da respuesta a la necesidad de los regantes de los municipios malagueños de Cútar, Benamargosa, Almáchar, Benamocarra y Vélez-Málaga y que fortalece la pujanza de los cultivos de subtropicales de la zona.

   Ha destacado que, gracias a las obras, "que se licitarán de forma inmediata", se podrán ahorrar algo más de 2.000 metros cúbicos de agua por hectárea y año, lo que supone el 25 por ciento del total que se utiliza actualmente, al implantarse en toda la superficie una sistema de riego localizado "mucho más eficiente" que el riego por gravedad.

   La consejera ha señalado que los trabajos permitirán, por un lado, mejorar la infraestructura de conducción del agua, con un trazado más seguro y con menos riesgo de averías, y, por otro lado, un uso del agua más eficiente y automatizado.

   Las tareas de mejora beneficiarán a los 756 miembros de esta comunidad de regantes, que en total suman más de 835 hectáreas, y que actualmente tienen como principales cultivos los frutales y cítricos, pero que tras el proyecto de mejora, se dedicarán a los subtropicales.

   Sobre el regadío, la consejera ha considerado este sistema de producción como "el auténtico motor de la agricultura andaluza", ya que con apenas un 32 por ciento de la superficie cultivada, aporta el 64 por ciento del valor total de la producción y el 63 por ciento del empleo agrario de la región.

   Asimismo, Víboras ha resaltado que "no cabe duda de que el regadío es uno de los mayores impulsores de la economía rural, sobre todo si se aplica a cultivos de alto valor añadido",  y ha recordado que las inversiones para mejorar las infraestructuras de regadío "han sido siempre una de las prioridades".

El montante de esta subvención, que supone el 90 por ciento de la inversión prevista, se destina a la sustitución de la tubería actual, de cerca de diez kilómetros de longitud, y en disponer un nuevo trazado fuera del cauce del río Benamargosa para evitar los recurrentes problemas de averías causados, principalmente, por las avenidas de agua.

   El proyecto prevé la instalación de 37 hidrantes, 452 tomas de riego y un sistema que permite controlar los riegos de forma remota, de forma que "no sólo se ahorra agua, sino que los regantes también ganan en comodidad".

   Las actuaciones previstas suman una inversión total de algo más de 2,9 millones de euros, y la ayuda concedida cuenta con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y las administraciones regional y nacional.