La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las bases reguladoras de distintas líneas de ayudas que redundarán en la mejora de los regadíos de la comunidad autónoma bajo un presupuesto total de 96.145,616,59 euros. Éste es el montante con el que, como ha expuesto el titular de este departamento, Rodrigo Sánchez Haro, “apoyamos de manera decidida” la inversión en la modernización, la transformación, la consolidación y nuevas infraestructuras, así como la puesta en marcha de medidas dirigidas al ahorro energético durante el periodo de vigencia del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020.

Rodrigo Sánchez Haro ha señalado que el lanzamiento de estas bases reguladoras para la mejora de los regadíos, previa a la convocatoria de las subvenciones, es “un paso más hacia la materialización, en hechos, de la firme voluntad del Gobierno autonómico” de encontrar soluciones, trabajar en común y asumir responsabilidades para garantizar estabilidad al sector y un uso sostenible del agua.

El consejero ha incidido, en este sentido, en la necesidad de que, ante los retos de la agricultura, “todas las Administraciones cumplamos nuestro papel”, un punto en el que ha reiterado su petición expresa al Gobierno central para que “haga sus deberes y acometa las inversiones que son de su competencia del mismo modo que lo está haciendo la Junta de Andalucía”.

En concreto, el responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha resaltado que el BOJA recoge los proyectos de órdenes de los criterios que guiarán, durante todo el marco comunitario y en régimen de concurrencia competitiva, la concesión de ayudas dirigidas a la modernización de regadíos o a la ejecución de actuaciones declaradas de interés de la comunidad autónoma (nuevos regadíos), sin olvidar la línea, “fundamental, por lo que significa”, dirigida a la disminución de la dependencia energética. Esta última abarca desde la autoproducción hasta la mejora de las instalaciones (motores, equipos de bombeo, centros de transformación…), sin olvidar la realización de auditorías energéticas de las instalaciones de riego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here