Andalucía, Madrid, Cantabria y País Vasco lideran el consumo de aceite oliva virgen

0
10

    Los hogares que más han consumido esta variedad son los formados por parejas con hijos mayores, parejas adultas sin hijos y "retirados" (como los jubilados). Por comunidades, son Galicia, Canarias, Cantabria y Asturias las mayores consumidoras de este tipo de aceite.

     Por su parte, el perfil del hogar que más consume la variedad de "Oliva virgen" -la segunda con más presencia en los hogares españoles- es de parejas adultas sin hijos o con hijos mayores, además de los retirados.

    Son hogares situados en ciudades de más de 100.000 habitantes y las regiones con mayor consumo de este aceite son Andalucía, Madrid, Cantabria y País Vasco.

    En tercer lugar se encuentra el "Girasol", que también ha experimentado un incremento en el consumo de un 9,7% en 2013, con una media per cápita de 3,72 litros por persona y año.

Galicia, Castilla y León y Cantabria apuestan por el girasol


     El consumo de esta variedad sobresale en los hogares de parejas adultas con hijos de edad media y mayores, que habitan en poblaciones pequeñas, de hasta 10.000 habitantes. Las comunidades más consumidoras de este tipo de aceite son Galicia, Castilla y León y Cantabria.

     En general, el consumo per cápita durante el pasado año se situó en 13,56 litros por persona y año, con una clara tendencia hacia el aceite de oliva, que supuso el 68,7%, frente al de girasol, con un 27,4%.

     También aumentó notablemente el gasto -en un 19,1%-, debido a la subida del precio medio, alcanzando un valor total de 1.517.754.370 euros. La compra de aceite supuso, en 2013, el 2,19 % del presupuesto dedicado a la alimentación en el hogar.

     Según el estudio, el 92,1% del aceite que se compra para el consumo doméstico se adquiere en el canal dinámico (hiper, súper y tienda descuento), siendo el súper el único canal que incrementó sus compras de aceite en un 10,1%. El resto de los canales presentaron descensos en las compras de aceite, especialmente la tienda tradicional, donde disminuyó un 24,3%.