Andalucia perderá unos 600 millones de ayudas acopladas, según el plan del Ministerio

0
2

   El Secretario General de COAG Andalucía, Miguel López, ha explicado que “esta reforma traerá una disminución presupuestaria para el agro andaluz del orden de 35 millones de euros anuales, porque lo que ha dicho el Ministerio hasta ahora no es verdad. Primero, hay una reducción del 1,6% a nivel presupuestario, cuando nos han vendido que venía más dinero. Segundo, nos enteramos por fuentes externas al Ministerio, y sin la intención política de que lo sepamos, de que nos pretenden quitar 100 millones de euros en ayudas acopladas, cantidad a la que tenemos que sumar otros 75 millones anuales en Desarrollo Rural y la pérdida del poder adquisitivo del IPC, que supone otros 33 millones. Es decir, perderemos al año 208 millones de euros, 34.600 millones de las antiguas pesetas. Es una barbaridad y un despropósito lo que se pretende hacer con el tejido productivo andaluz”.

No entienden que se negocie de espaldas a la OPAs

   Por su parte, el Secretario General de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, denuncia duramente el hecho de que esta propuesta la tengamos que recibir “extraoficialmente y que se esté negociando a espaldas de las organizaciones agrarias”. “Tras un primer análisis se confirma lo que hemos venido denunciando en estos meses, que ni hay el mismo dinero que en el periodo anterior de la PAC y que, claramente, el ministro pretende, con esta propuesta, estafar a los agricultores y ganaderos andaluces, metiéndonos la mano en el bolsillo a razón de 100 millones de euros anuales, 600 millones para todo el periodo, por lo que urge cambiar esta propuesta, que no se ajusta a un modelo profesional, sino a un acuerdo político con el que Arias Cañete pretende compensar a otros territorios, eso sí, con las ayudas de Andalucía”.

    En este sentido, han recordado que el nuevo reglamento comunitario de pagos directos permite a los estados miembros destinar un porcentaje de los fondos a ayudas acopladas, para determinados sectores con especiales dificultades, entre los establecidos en un listado (en el que no figuran sectores emblemáticos como algodón, flor cortada, tabaco, aceituna de mesa o viñedo, entre otros). España decide en Conferencia Sectorial cómo aplicar estas ayudas, y creó para ello un grupo de trabajo del que las organizaciones agrarias quedaron excluidas, "tal y como hemos denunciado en numerosas ocasiones. Por tanto, el Ministerio de Agricultura está pactando con las comunidades autónomas el reparto de las ayudas acopladas sin contar con nosotros".

   El documento de trabajo que sirve de base para aprobar dicho reparto plantea, en opiniçon de ambos dirigentes agrarios, "una propuesta que lesiona gravemente los intereses de Andalucía, a pesar del peso específico que nuestra comunidad autónoma tiene desde el punto de vista agrario (aportamos casi un 23% de la PFA estatal, más de 9.900 millones de euros, y más del 50% de los afiliados en el sector agrario en España están en Andalucía)".

Ven motivos políticos más que económicos

   Y es que, según han denunciado tanto Miguel López como Agustín Rodríguez, esta propuesta del Ministerio "no responde a criterios objetivos, sino políticos y de determinados grupos económicos". Por eso, las dos organizaciones han reclamado que se modifique "sustancialmente la propuesta para corregir este planteamiento y que el equilibrio territorial se restablezca, evitando el trasvase de fondos, incluyendo elementos como el establecimiento de topes en las ayudas y priorizando a profesionales o colectivos particularmente afectados dentro de un sector". 

   Tanto Miguel López como Agustín Rodríguez han dejado claro que las ayudas acopladas deben tener "legitimidad social y deben apostar por un tejido profesional que es el que sostiene el campo y genera empleo". Si la intención del Ministerio no se modifica, ambas organizaciones no descartan "ninguna acción de protesta ni tampoco recurrir a vías legales".