El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Ricardo Domínguez, que inauguró en Sevilla la jornada ‘De la agricultura intuitiva a la inteligente’, ha animado a los profesionales del sector agroalimentario andaluz a “aprovechar al máximo el potencial de crecimiento de la economía digital y adaptar las nuevas tecnologías para dar respuesta a los retos de futuro”.

Entre los desafíos de estos productores y empresarios, Ricardo Domínguez ha citado la necesidad de asegurar un “crecimiento sostenible y basado en una economía hipocarbónica y más eficiente”, mejorar la competitividad de la cadena agroalimentaria a través de la innovación, corregir los desequilibrios de la cadena de valor y “garantizar una alimentación sana y segura” para todos los consumidores que, además, se adapte a los nuevos hábitos de vida.

En su intervención, Ricardo Domínguez ha resaltado que actualmente existen nuevas tecnologías necesarias para “pasar a un modelo de negocio distinto en el que nos apoyemos en más información en la toma de decisiones y en el conocimiento de nuestra actividad”. De esta forma, el sector agroalimentario y su cadena de valor tendrán “más capacidad de anticipación y, por tanto, mayor capacidad de respuesta”, ha afirmado Domínguez.

El viceconsejero de Agricultura se ha referido a las oportunidades que se derivan de un mayor acceso a la información, entre las que ha destacado la posibilidad de conocer las experiencias de los consumidores en tiempo real para adaptar los patrones de producción para ser más efectivos. Además, los empresarios del sector agroalimentario también pueden disponer de un sistema ligado a Big Data y Open Data para determinar el comportamiento ambiental de los productos, es decir, su huella de carbono. De esta forma, se facilitaría la mejora de la sostenibilidad de sus producciones, respondiendo así a una cualidad cuya demanda crece cada día.

Proyecto europeo de la plataforma S3P Agrifood sobre ‘Trazabilidad y Big Data’

Esta jornada se enmarca en la plataforma S3P Agrifood de la Comisión Europa y, concretamente, en el área temática ‘Trazabilidad y Big Data’, que lidera Andalucía y que supone una red temática de regiones donde participan empresas, centros tecnológicos y universidades. En el desarrollo de este proyecto colaboran, además de Agricultura, las Consejerías de Salud y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

El encuentro se ha centrado en la relación de la trazabilidad y Big Data con los ciclos de vida y la vigilancia inteligente en la cadena de valor, con el objetivo de mejorar la competitividad del sector agroalimentario. Además, también aborda el papel del Big Data en la incorporación de las experiencias de los consumidores y operadores en los procesos de toma de decisiones, así como la incidencia de este tipo de información en la interoperatividad, la gobernanza de los datos y la ciberseguridad.

El partenariado andaluz implicado en esta plataforma comunitaria comenzó a formarse en octubre de 2016 y ha ido creciendo desde entonces, hasta superar actualmente el medio centenar de entidades que ha manifestado su interés en participar. Este cluster regional trabajará en la consecución y desarrollo de los objetivos definidos en la plataforma S3P Agrifood al tiempo que, como ha comentado Ricardo Domínguez, se espera que también “sea el germen para avanzar de forma exponencial en la innovación tecnológica en el sector agroalimentario”.

El viceconsejero de Agricultura ha valorado que Andalucía participe además en uno de los proyectos piloto a gran escala más emblemáticos de la Comisión, el IOT (siglas en inglés de Internet de las Cosas). En este iniciativa, cuyo objetivo es recoger datos sobre agricultura y alimentación a todos los niveles, colaboran tanto entidades agroalimentarias como empresas de tecnología que han estado presentes en la jornada celebrada en Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here