Andalucía produjo 6.520 toneladas de miel, 281 de cera y 50 de polen el pasado año

0
6

El titular de Agricultura también ha hecho hincapié en la importancia de la actividad para el mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de la flora y la fauna, gracias a la labor de polinización realizada por las abejas en los ecosistemas silvestres y en los terrenos cultivados.

   En cuanto a las líneas de apoyo al sector, Planas ha informado de la existencia de cuatro principalmente: la primera de ellas es la ayuda agroambiental para la mejora de la biodiversidad, que beneficia a aquellos apicultores que suscriben de forma voluntaria compromisos agroambientales. Esta iniciativa consiste en una prima básica de 21,40 euros por colmena, y una prima adicional de 7 euros por colmena. 

   En los últimos cinco años, por este concepto se han pagado más de 23,2 millones de euros (231215.612) y antes de final de mes se abonarán 6,5 millones de euros más.

   El segundo bloque de ayudas son las que se inscriben en el marco del Programa Apícola Nacional, un instrumento de apoyo al sector en la Política Agrícola Común (PAC), que se aplica desde el año 98 y está cofinanciado por la UE al 50 por ciento (Feaga), por el Estado un 25 por ciento y la Junta de Andalucía con otro 25 por ciento.

   Estos programas tienen como principal objetivo mejorar la producción y la comercialización del sector con medidas como la asistencia técnica a los apicultores y sus agrupaciones; el apoyo a la trashumancia y la cobertura de tratamientos contra enfermedades como la varroosis.

   Desde su inicio, estas ayudas han supuesto un total de 25,7 millones de euros y dentro del programa actual (2011-2013) se han abonado ya 3,7 millones de euros.

   El tercer grupo, ha comentado Planas, son las ayudas a las tres Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganadera Apícolas andaluzas, para la modernización y mejora tecnológica de las producciones, así como para controles sanitarios, pruebas diagnósticas, adquisición y administración de medicamentos y productos zoosanitarios.

   Por último, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha hecho hincapié en el apoyo a la investigación, dirigida especialmente a dar respuesta a los problemas sanitarios de las abejas. En este sentido, Andalucía participa junto con otros 16 países en el Programa de Vigilancia de las enfermedades de las abejas puesto en marcha por la Comisión Europea.