Andía Lácteos invierte 6,4 millones para mejorar producción y almacenamiento

0
1

     Los trabajos se ejecutarán íntegramente durante este año y suponen una inversión de 6.445.000 euros, de los que más de un millón son aportados por el Gobierno de Cantabria, procedentes de los fondos europeos destinados a las industrias agroalimentarias.
  
     Diego ha destacado el "importante esfuerzo" inversor en la mejora y modernización de las instalaciones "para adecuarse a las actuales demandas de producción". Y ha resaltado la importancia que supone para la "consolidación de empleo y de futuro para los ganaderos de la región".

     "Es un importante avance para una industria que recoge 115 millones de litros de leche a más 200 ganaderos de Cantabria", ha dicho.

Se financiará con los Fondos Feader


      El presidente regional también ha subrayado que el proyecto se financie con fondos Feader, lo que, según ha indicado, resalta el valor del resultado de las negociaciones con la Unión Europea, que han propiciado que Cantabria haya obtenido "un 40 por ciento más" de fondos europeos en comparación con el anterior programa operativo.

     El director general de Iparlat, Javier Yarnos, presente también en la visita, ha explicado que esta inversión es "necesaria" para mejorar la competitividad y la gestión y hacer frente al crecimiento de volumen de la planta de los últimos años, que, ha apuntado, ha dejado sin capacidad suficiente a las actuales naves.

     Desde las instalaciones de Renedo se producen, anualmente, 150 millones de litros de leche, según ha afirmado Yarnos, que, además, ha remarcado la necesidad de trabajar para que la cadena de valor en el mercado lácteo sea sostenible.

     La inversión supondrá la renovación integral de las dos torres de esterilización de botellas y de las líneas de paletización, proceso previo al almacenamiento, y se instalarán dos esterilizadores continuos al lado, de forma que las actuales torres sigan haciendo la producción mientras se procede al montaje de los equipos que las sustituyen.

     Se renovarán también las líneas de envasado de botella y se instalará una célula robotizada de paletización para atender a las dos líneas, teniendo una capacidad máxima de 3.600 fardos de 4 botellas por hora, que equivalen a 14.400 botellas.

     Además, se doblará la capacidad del almacén, que pasará a ser robotizado y manejado por máquinas automáticas y que permitirá pasar de una capacidad de almacenamiento de 5.970 palés a crear un almacén inteligente para cubrir las actuales necesidades con 12.000 palés de capacidad.