La dimensión exterior del mercado de las berries mexicanas es el eje conductor de la entrevista mantenida con el nuevo Presidente de Aneberries, Aldo Mares, y hace especial hincapié en nuevos mercados para estas frutas como son Rusia, Oriente Medio y Asia

– ¿Qué objetivos se plantea durante su presidencia al frente de Aneberries ?

-Los objetivos principales son cuatro: Desarrollar y potenciar mercados emergentes, con enfoque a Asia (China, Rusia, Corea e India) y Península Arábiga (Emiratos Árabes Unidos, Qatar, entre otros). Trabajar en una autorregulación de la industria, con el fin de incrementar estándares de inocuidad y medioambientales, lo que dará certidumbre de largo plazo, mayor reconocimiento en los mercados, incrementará la seguridad a los consumidores y promoverá la confianza interna. Se continuará trabajando en Responsabilidad Social, concienciando y promoviendo su cumplimiento. Apoyar en la reconversión de producción de zarzamora en zonas con problemas fitosanitarios, por ejemplo, Fusarium sp.

-¿Qué importancia tiene para Aneberries el mercado asiático? ¿Es un mercado que puede ser complementario al norteamericano?

-El mercado asiático representa la oportunidad de mantener el dinamismo y las tasas de crecimiento. Actualmente, el 97% de las exportaciones de berries van al mercado de Norte América (Estados Unidos y Canadá). El otro 3% se envía a 35 países. Es por eso que estratégicamente en México necesitamos desarrollar otros mercados. Asia es nuestro próximo objetivo. Actualmente ya podemos enviar a China, sin embargo, tenemos retos importantes en los aranceles.

 – ¿Qué posibilidades comerciales vislumbra en el mercado ruso? 

Es un mercado de interés, lo consideramos un nicho. Es posible llegar con buena calidad y el producto de México es bien valorado. Vamos a trabajar en incrementar volúmenes.  El reto es mantenernos competitivos cuando ya existen compañías produciendo en regiones más cercanas.

– ¿Y qué prioridad tiene los mercados de la Unión Europea y Oriente Medio para su Asociación? 

Europa es un mercado que ha sido fundamental para México pue estamos exportando allí más de 20 años, y exportamos arándanos y zarzamoras. En menor proporción, frambuesa. La Unión Europea es una región productora importante de Berries por lo que  México entra como complemento. Tenemos en la asociación empresas especializadas en este mercado y que llega a representar 20% o más del total de sus volúmenes.

Oriente Medio es uno de los mercados meta para desarrollar en los próximos años.  Este mercado junto con Asia representan las mayores oportunidades de crecimiento para nuestro país y por lo mismo estaremos trabajando en conjunto con las autoridades en gestiones de apertura y su promoción. 

 -¿Qué perspectivas ofrece el mercado nacional mexicano para las berries?

-El mercado mexicano creció en los últimos 5 años de 60  millones de dólares americanos a 300 millones. Lo que nos indica que es un mercado con tasas de crecimiento importantes. Cada vez mas el consumidor conoce los beneficios saludables de las berries y existe mayor oferta disponible localmente. Creemos que esa tendencia continuara y por lo mismo estaremos trabajando en desarrollarlo. En Latino América también hay dos mercados consumidores en desarrollo además de México, Panamá y Brasil (ambos mercados basados en proveer hotelería internacional).

-¿Qué ventajas esperan obtener con la puesta en marcha de la marca de calidad “Berries de México”’

-La marca Berries de México representa la oportunidad de poder elevar los estandares de calidad, inocuidad y responsabilidad social en nuestra industria. Debido a que la genética representa la principal diferenciación y ventaja competitiva  de las empresas. Es difícil que todos podamos exportar bajo una misma marca, sin embargo es de interés de todos los miembros de Aneberries el poner Berries de México como un sello/marca adicional que certifica altos estándares en los temas de mayor importancia para nuestra industria.

-¿A qué retos se enfrentan las berries mexicanas a corto y medio plazo?

-Nuestro principal reto son las personas, tener suficiente mano de obra, al mismo tiempo desarrollar  infraestructura para ofrecer servicios de calidad a trabajadores del campo, especialmente en las zonas rurales. De la misma forma, el personal es nuestra mayor oportunidad ya que es más fácil migrar personas entre estados que entre países como pasa en Norte América y Europa. Además, el agua es un recurso que debemos de cuidar, implementar tecnologías para eficiente su uso. Además, el cambio climático, nos obliga a transformar nuestros sistemas de producción para producir bajo condiciones cada vez mas adversas y por supuesto la evolución de las negociaciones de los diferentes tratados de libre comercio, especialmente el TLCAN.

– ¿Considera que el Acuerdo México – UE va a impulsar la comercialización de berries mexicanas en la Unión  Europea?

México ha sido un exportador de producto fresco durante muchos años. De tal manera que el cambio principal viene en congelados, anteriormente México tenía un cupo de volúmenes permitidos y a la parte adicional que se exportaba se la aplicaban aranceles. Con el nuevo acuerdo, nuestro país entra en un periodo de desgravación lo que aumentara los volúmenes de congelados. En este acuerdo, se logró también el reconocimiento de  “Berries de México” y tendremos mayor protección vegetal al entrar en el acta UPOV 91.

-¿Qué beneficios obtiene el sector de las berries del Acuerdo con el TLCAN?

-Lo primero es certidumbre para la inversión, pero también traerá beneficios en tecnología, regulaciones y mayor vinculación entre las autoridades. La protección vegetal será mayor.  En la parte Laboral, independiente de los ajustes que genere en la asociación estamos comprometidos con mejorar la calidad de vida de los trabajadores agrícolas.

-¿Qué perspectivas de futuro se ciernen para las berries mexicanas?

-Vemos que los próximos 10 años van a seguir siendo de crecimiento en nuestra industria. El consumidor da por hecho que las Berries de México ya van con una certificación de inocuidad. Ahora quiere saber que en su lugar de origen los procesos de producción son de acuerdo con las normas internacionales de responsabilidad social, laborales y amigables con el medio ambiente. Por lo que estaremos viendo que los mercados piden nuevas certificaciones como fair trade, rain forest o DEAR (Ahifores).

También vendrá una transformación en la tecnología que nos permita un menor uso de recursos naturales y mayor control en las curvas de producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here