Anuncian una “caída libre” de los seguros agrarios por la falta de apoyo de Extremadura

0
7

    Según los datos de la organización agraria, or sectores, la contratación ha sido la siguiente:  En frutales en 2013 se han contratado 2.000 hectáreas menos (de 12.000 a 10.000) y 40 millones menos de capital asegurado (de 134 a 94 millones de kg.).  En los siniestros de 2013 en frutales se han pagado 17 millones de euros, en lugar de los 25 millones que corresponderían a un año normal.

    En el seguro de explotaciones se han asegurado el 50% de los animales con respecto a 2012.

    En sequía en pastos han descendido en 600 las pólizas contratadas y el capital asegurado ha pasado de 74 millones en 2012 a 57 millones en 2013.

Se ha reducido el capital asegurado en 113 millones

   Por lo tanto, UPA-UCE advierte que en 2013 ha descendido el número de pólizas en Extremadura en 1.000 (de 28.000 a 27.000) y el capital asegurado se ha reducido en 113 millones de euros (de 873 millones a 760 millones). La ayuda de ENESA ha pasado de 21 millones en 2012 a 13 millones de euros en 2013 (un 40% menos).

   “Los agricultores y ganaderos extremeños han pagado más de 3 millones de euros en el coste de los seguros (de 21 millones a 24 millones). Teniendo menos pólizas, menor capital asegurado y menores coberturas”, ha concluido.

   El secretario general de UPA-UCE ha destacado que los seguros agrarios son un instrumento de mantenimiento de la renta y de competitividad, por lo que hace un llamamiento al Consejero de Agricultura “para que apueste de verdad por los seguros agrarios y deje las excusas del mal pagador”. 

Abogan por volver al anterior sistema

    Por su parte, Antonio Prieto, responsable de UPA-UCE de Seguros Agrarios, insiste en que “es necesario volver al anterior sistema ya que el agricultor no puede financiar sus propias ayudas”. Por ello, entre las alegaciones presentadas, Prieto hace hincapié en que las ayudas sean sobre el coste real del seguro. Añade que los agricultores con pólizas pequeñas no tienen derecho a subvención, lo que dejaría fuera de las ayudas a sectores tan importantes como el olivar, el viñedo, los cereales, el arroz, la apicultura y el maíz.
   
   Por ello, UPA-UCE ha solicitado que se priorice a los jóvenes agricultores y a los ATP (Agricultores a Título Principal) y que se incremente el porcentaje de ayudas. Además, la organización profesional agraria rechaza que se fije el techo de ayudas en 30.000 euros por considerarlo demasiado elevado, y propone dejarlo en 15.000 euros por explotación. Y así, con el dinero restante se podrían dirigir las ayudas a los verdaderos profesionales agrarios.

   Para concluir,  Prieto señala que actualmente “hay unos 600 agricultores y ganaderos extremeños esperando a que sus reclamaciones sean atendidas, ya que cumplen los requisitos pero no han recibido la ayuda”.

   Por ello, desde UPA-UCE reivindican que se debe definir la figura del “asesor de seguros agrarios” a través de las organizaciones profesionales agrarias y que las pólizas realizadas por las OPAS tengan un porcentaje diferenciado para sus agricultores y ganaderos, como así viene definido en la propia Ley de Acompañamiento de Presupuestos.

(Foto: www.agriculturaganaderiapesca.com)