Aprobado el decreto que aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión de Monfragüe

0
4

EFE.- El consejero extremeño de Medio Ambiente, José Antonio Echávarri, que ha comparecido tras el Consejo de Gobierno, ha destacado que el PRUG vela por la conservación del espacio "sin perder de vista a las personas que viven en el entorno y a los propietarios de las fincas enclavadas en él".

A este respecto, ha destacado hay que tener en cuenta que el 51 por ciento de su superficie es de propiedad privada, y con este plan se posibilitan los aprovechamientos y actividades que vienen desarrollándose de manera tradicional, como ganadería, corcho, podas y leñas, supeditados a la conservación y minimizando los impactos sobre el medio.

Además, se podrán realizar actividades de uso público basadas en la educación ambiental y la divulgación de los valores naturales y culturales, y siempre respetando la conservación del Parque Nacional.

En este sentido, habrá rutas guiadas con vehículos eléctricos no contaminantes, y otras señalizadas en bicicleta, por lugares plenamente compatibles con la conservación de los hábitats naturales.

Por otro lado, queda abierta la posibilidad de navegación con fines interpretativos en los extremos este y oeste del Parque como se detalla en el PRUG, observando las precauciones necesarias que compatibilicen esta gestión con los objetivos de conservación de las especies y que aseguren la no afección y tolerancia de estas actividades.

El consejero ha destacado el alto grado de consenso y respaldo evidenciado por la gran mayoría de las partes que han participado en la elaboración del texto final tras más de 14 meses de trabajo.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado la convocatoria de las ayudas destinadas a mejorar las condiciones de producción y comercialización de los productos de la apicultura correspondientes al año 2014.

Para ello, la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía aportará 1.776.752 euros, cofinanciados en un 50 por ciento por el Feaga, un 25 por ciento por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el resto con fondos de la Comunidad Autónoma.

Las ayudas van destinadas a la asistencia técnica a los apicultores y a las agrupaciones de apicultores, la lucha contra la varroasis, la racionalización de la trashumancia en el sector apícola y medidas de apoyo a los laboratorios de análisis de la miel.