Aprobado el Plan Hidrológico del Ebro con una inversión de 2.500 millones

0
6

EFE.- El Plan ha sido aprobado a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y está considerado como "uno de los más complejos de España" porque atraviesa nueve autonomías y por "la necesaria coordinación con Francia y Andorra", según el comunicado oficial del Ejecutivo.

Del total de la inversión prevista, más de 1.100 millones de euros se destinarán al cumplimiento de objetivos ambientales, en especial a través de actuaciones de saneamiento y depuración de aguas residuales urbanas.

Otros 1.100 millones de euros se destinarán a la construcción de nuevas infraestructuras de regulación y mejora en la atención de los regadíos.

A estas cantidades hay que sumar 175 millones más para poner en marcha medidas orientadas a la mitigación de los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos y otros 150 millones de euros para la mejora del conocimiento y la gobernanza.

El Plan Hidrológico del Ebro busca mejorar la cuenca incrementando desde un 77 % hasta un 86,5 % el porcentaje de masas de agua superficial que a finales de 2015 "estarán en buen estado".

Además, fija unos caudales mínimos que se han definido "tras un amplio proceso de participación" aplicando criterios científico-técnicos que "son coherentes con la realidad física del río y satisfacen todas las exigencias" de la normativa de planificación.

Unos caudales ecológicos, cifrados por encima de los 3.000 hectómetros cúbicos anuales, "satisfacen las necesidades del Delta" y se pueden poner en práctica "en gran medida" gracias a la existencia del embalse de Mequinenza.

Este Plan recibió el informe favorable del Consejo Nacional del Agua el pasado 29 de julio de 2013 tras su aprobación por el Consejo del Agua de la Demarcación y el pertinente proceso de participación pública, además del informe positivo de los Ministerios afectados.

Con éste, son ya 14 los planes hidrológicos aprobados por el actual Gobierno en poco más de dos años, incluyendo los de Ceuta, Melilla, Islas Baleares, Duero, Cantábrico Occidental, Cantábrico Oriental, Guadiana, Guadalquivir, Miño-Sil, Galicia-Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y Cuencas Mediterráneas andaluzas.

En cuanto a los planes pendientes, el Gobierno prevé aprobar "próximamente" el del Tajo y el del Segura, que cuentan ya también con el informe favorable del Consejo Nacional del Agua.

Además, continuará con la tramitación del Plan del Júcar al objeto de aprobarlo "cuanto antes", una vez concluido el período de información pública.