Aprovechamiento cinegético de los montes públicos de Castellón vale 30.000 euros al año

0
20

   Actualmente estos 22 montes de utilidad pública subastados se encontraban como zonas comunes de caza y la administración forestal no recibía nada por ellos. Con la subasta, la Conselleria  pretende conseguir dos objetivos fundamentales, uno, la dinamización del sector cinegético y, otro, la mejora de estos montes propiedad de la Generalitat.

   De los 22 montes subastados, casi el 77% de los mismos, han sido adjudicados a sociedades de cazadores locales y 5 montes a empresas o particulares. El importe total ha sido de cerca de 30.000 euros anuales.

  Así, en los pliegos de condiciones se indica que al menos la totalidad del importe del quinquenio se deberá invertir en la mejora del monte y se deberá especificar en el correspondiente capítulo del Plan Técnico de Ordenación Cinegética, así como cualquier otra inversión que se considere. 

   La caza es el servicio ambiental que ofrece una mayor rentabilidad al monte mediterráneo y que consiste en aprovechar los recursos cinegéticos de tal forma que éste sea estable y sostenido, al mismo tiempo que compatible con el resto de especies, usuarios y servicios ambientales.

    Se estima que en la Comunitat Valenciana este impacto económico asciende a 240 millones de euros, generados principalmente por los cerca de 87.000 cazadores que existen en nuestro territorio. A lo que hay que añadir las ventajas ambientales, en muchos casos desconocidas para la sociedad en general, entre las que destaca el mantenimiento de un adecuado nivel poblacional de especies que pueden cazarse que contribuye a que existan otras especies no cazables, así como a la contribución a la conservación del medio natural.

   Hay que recordar que la correcta gestión cinegética, tal y como se establece en la Ley de Caza, debe contemplar las inversiones en mejoras, que equivalen al 35% del valor en vivo de las capturas. Según los datos del Plan de Acción Territorial Forestal, la valoración en vivo anual de las rentas cinegéticas, está en torno a los 45 millones de euros, lo que supone que anualmente se invierten en actuaciones de mejora más de 15 millones de euros.