Después de elegir el momento óptimo de cosecha (Ver apunte técnico ” Momento óptimo de cosecha”), debemos prestar atención al picado y ensilado del maíz, para asegurar una buena conservación, ya que después de 6 meses de cultivo, la alimentación de nuestros animales durante 12 meses depende de una jornada de trabajo. Por esta razón, y para obtener un resultado satisfactorio, es muy importante respetar ciertas reglas.

Ensilado

Lo primero que tenemos que hacer es dimensionar bien el silo. El tamaño del silo deberá adaptarse al número de cabezas de ganado y a la ración. El avance del frente de ataque deberá ser suficiente para evitar la aparición de nuevas fermentaciones que degraden la calidad del forraje. También deberá ser de al menos 10 cm. en invierno y de 20 cm. en verano.

El aire es el principal enemigo de un ensilado, por ello debemos hacer todo lo
posible para que en nuestro silo quede la menor cantidad posible de este elemento.
Algunas reglas para apisonar de forma eficaz:
• Presión de los neumáticos de 2 a 2,2 bar (+1 bar respecto a la presión habitual, más
importante cuando usamos neumáticos de baja presión).
• Cargar el tractor que pise con un peso extra de 1 a 3 toneladas.
• Repartir el maíz forrajero sobre un espesor máximo de 15 cm por toda la longitud del silo.
• Hacer 10 idas y vueltas rueda sobre rueda antes de que llegue el siguiente remolque.

¿Quieres saber más?

En este Apunte Técnico puedes ampliar información y encontrar otros temas de interés como:

  • Los tamaños de las partículas del ensilado.
  • Longitud de corte para un objetivo en la ración de 8 a 10 mm.
  • Los objetivos del ensilado.
  • Cómo dimensionar el silo correctamente.
  • El principal enemigo del ensilado.

Más informción en el blog de lgseed.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here