Aragón, incorpora helicópteros no tripulados a la extinción de incendios forestales

0
4

GOBIERNO DE ARAGÓN.-El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha presentado las aeronaves, que operarán durante la fase de máximo peligro de incendios
Las aeronaves permitirán obtener imágenes e información precisa del incendio en tiempo real, mejorando la eficacia del operativo

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha presentado hoy las dos aeronaves no tripuladas que desde el 1 de junio se han incorporado al operativo de prevención y extinción de incendios forestales y que operarán durante la fase de máximo peligro. En la demostración que se ha realizado han participado técnicos de la Dirección General de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón y de INDA (Innovaciones y Desarrollos Aeronáuticos SL), empresa aragonesa fabricante de los aviones y adjudicataria del servicio.

Aragón es la primera Comunidad Autónoma que incorpora el sistema de aeronaves sin piloto al operativo de prevención y extinción de incendios forestales con el objetivo de mejorar la eficacia de todo el operativo gracias a la obtención de información e imágenes de gran precisión en tiempo real de la evolución del fuego. Especialmente novedoso y eficaz resultará la utilidad de estas aeronaves por la noche y en las horas del ocaso, cuando los medios aéreos del operativo, tanto los de extinción como el helicóptero de coordinación, no pueden operar por falta de luz y deben retirarse.

Alfredo Boné ha destacado “el esfuerzo que se ha hecho a lo largo de los últimos años en mejorar la dotación, los medios y la seguridad de todo el operativo de prevención y extinción de incendios forestales” y, ha subrayado que “estas aeronaves serán una herramienta para combatir más eficazmente el fuego, además de que redundará en la mejora de la seguridad las personas”.

Protocolo de actuación

El Gobierno de Aragón ha creado un protocolo específico de actuación para la movilización de estas aeronaves sin piloto, que se pondrán a disposición del director de extinción cuando se les requiera.

El servicio consiste en el envío de imágenes y de video, con un gran nivel de detalle, al puesto de mando avanzado y al Centro de Coordinación, conexión esta última que se efectúa a través de Internet. Una de las mayores ventajas del servicio es que puede transmitir datos incluso de noche, lo que permitirá analizar y planificar las labores de extinción de los medios terrestres con mayor precisión, cuando los medios aéreos se han retirado.

El equipo está compuesto por una estación de tierra y dos aeronaves que disponen de los siguientes elementos: una cámara frontal de vídeo PAL, que puede retransmitir por radio en tiempo real a la estación de tierra; una cámara fotográfica con un mínimo de doce megapíxeles, una cámara HD, así como una cámara térmica para conocer con precisión la temperatura alcanzada en distintas zonas del incendio.

Como características técnicas de las aeronaves su peso máximo es de 15,5 kilos y se propulsan de forma eléctrica o por combustión; según el modelo. Alcanzan una velocidad máxima de hasta 100 kilómetros por hora y tienen una autonomía de entre dos y tres horas. Además, su radio de acción es algo menor a los quince kilómetros y dispone de un sistema de recuperación en caso de aterrizaje forzoso o emergencia.

Sistemas GPS

Este nuevo apoyo para la extinción de incendios se suma a otros sistemas de seguridad y efectividad implantados por el Departamento de Medio Ambiente como, por ejemplo, la equipación de todas las unidades del operativo de prevención y extinción de incendios forestales con sistemas de localización GPS que se puso en marcha durante la anterior campaña.

Gracias a este sistema se conoce la ubicación de todos los efectivos del operativo en todo momento, lo que permite un mayor control de las situaciones de riesgo y una rápida intervención en caso de ser necesaria una evacuación de emergencia. Además de aportar mayor seguridad a las personas que forman el operativo de prevención y extinción de incendios, este sistema permite mejorar la gestión de esos medios en la lucha contra el fuego, especialmente cuando se trata de grandes incendios o de fuegos con especial complejidad.