El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón recomienda a los ciudadanos adaptar la actividad a desarrollar cada día en el monte al nivel de riesgo de incendios forestales, que con el calor de estos días es elevado.

El 30 por ciento de los días del verano alguna zona de la comunidad autónoma se encuentra en alerta roja, y entre un 5 y un 10 en prealerta extrema por riesgo de incendios forestales, ha explicado este jueves 23 el jefe del servicio de Incendios Forestales y Coordinación del Gobierno de Aragón, Carlos Cacho.

En una rueda de prensa en Teruel ha detallado la importancia de que los agricultores y el resto de ciudadanos que hacen uso del medio natural presten atención a las alertas que emite el Gobierno de Aragón y “nunca perder la atención” especialmente en los días de mayor riesgo.

En esa línea, el director provincial en Teruel del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Héctor Palatsí, ha pedido “corresponsabilidad” a los ciudadanos porque, “por muchos medios y mucho dinero que ponga la Administración” se trata de una “labor de todos”.

campaña con recomendaciones para la prevención de incendios a agricultores, los que realizan mantenimiento de infraestructuras y a los ciudadanos

Por ello, el Departamento ha lanzado una campaña con recomendaciones para la prevención de incendios a agricultores, aquellos que realizan mantenimiento de infraestructuras y a los ciudadanos que hacen uso del monte.

ARAGON INCENDIOS FORESTALESAmbos han asegurado que en la provincia turolense el invierno y la primavera han sido menos lluviosas que en el resto de la comunidad, hasta situarse en un déficit hídrico del 30 % sobre la media. Este escenario, por lo tanto, sitúa a la provincia de Teruel en mayor riesgo de incendio que el resto de la región.

El valle del Turia, los pinares del Rodeno, la cuenca del río Mijares y parte del Maestrazgo, así como algunas zonas de las Cuencas Mineras o Bajo Aragón histórico, son los entornos de la provincia que presentan menor contenido en humedad de los combustibles y, en consecuencia, son los que poseen un mayor riesgo de incendio forestal.

La campaña de incendios en Aragón del mes de junio ha comenzado marcada por los siniestros que se van produciendo por la actividad agraria, debido principalmente a incendios que tienen su origen en los trabajos de cosecha.

En Teruel tienen menor incidencia estas causas puesto que se estima que el 80 por ciento de los fuegos están originados por rayos, donde poco se puede hacer para reducir su número, pero sí en aquellos en los que hay detrás una negligencia.

El responsable de Extinción de Incendios en Teruel, Fernando Lapesa, ha recordado que, en cumplimiento de la Ley de Montes y de la Orden que publica el Ejecutivo cada año, está prohibido hacer fuegos excepto en lugares habilitados para ello. Se trata de casetas cerradas por cuatro costados y tejado, con chimenea y matachispas, y ha recordado que está prohibido realizar quemas agrícolas.

RECUERDAN QUE la maquinaria AGRÍCOLA DEBE ESTAR en buenas condiciones o comenzar a cosechar por la parte exterior de la parcela

También hay una serie de buenas prácticas que pueden adoptar los agricultores, además de adaptar la actividad a la alerta, como que la maquinaria esté en buenas condiciones o comenzar a cosechar por la parte exterior de la parcela, para evitar que cualquier incendio que se origine en el campo pueda salir al exterior.

El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, ha recordado el director provincial, invierte en la lucha contra incendios 23,5 millones de euros cada año, seis de ellos en la provincia de Teruel.

El operativo en esta provincia, donde se sitúa el mayor riesgo este año, está compuesto por 505 personas, 21 cuadrillas terrestres y tres helitransportadas, 19 autobombas, 36 puestos fijos de vigilancia y cinco técnicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here