Aragón presenta la ampliación de la Reserva de la Biosfera “Ordesa-Viñamala”

0
13

    En la reunión del Comité Director del Conjunto “Pirineos-Monte Perdido”, a la que asistirán por parte del Gobierno de Aragón el Director General de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, y el Director del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Manuel Montes, se informará de la propuesta que el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente aragonés recientemente ha presentado en París, también ante la UNESCO, para formular la ampliación de la Reserva de la Biosfera “Ordesa-Viñamala” que pasaría de las 51.396 hectáreas de la actualidad, a las 117.364 hectáreas, adaptándose así a lo establecido en la Estrategia de Sevilla del año 2000, y dotando a esta pionera Reserva de la Biosfera –declarada como tal en 1977- de un plan de gestión propio y de una adecuada zonificación que contemple áreas núcleo, tampón y de transición.

    Otras cuestiones que se abordarán en Tarbes, como está previsto en el orden del día de dicho encuentro, está la redacción del informe de gestión de año 2012, la elaboración de un Plan de Gestión del Sitio –a través del proyecto POCTEFA, Programa Operativo, Conjunto y Transfronterizo España-Francia-Andorra-, la celebración de dos seminarios sobre pastoreo, paisaje y turismo en Gèdre y Boltaña, o la edición de una guía del sendero Bujaruelo-Gavarnie.

    Punto importante de la reunión será analizar las recomendaciones del Comité Patrimonio Mundial de la UNESCO, tras su 36º reunión, celebrada en julio de 2012 en San Petersburgo, donde para el Sitio “Pirineos-Monte Perdido” se solicita de cara al año 2014 algunas acciones como son: cambiar la ubicación del Festival de Gavarnie, cerrar al tránsito de vehículos la carretera del circo de Troumouse, incorporar una mayor presencia que vincule la gestión a la ganadería extensiva, y fomentar el apoyo al pastoralismo como parte de este paisaje calificado en las dos categorías posibles, como Bien Natural y como Bien Cultural.

    En este sitio Patrimonio de la Humanidad, las elevaciones del macizo de Monte Perdido o “Treserols” son centro neurálgico, el corazón pétreo, del que nacen los verdes valles y circos de Gavarnie, Estaubé, Tromouse y Baroude –en la vertiente norte-, además de los torrentes y profundos cañones de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta –en la vertiente sur-.

    El sitio “Pirineos-Monte Perdido”, compartido entre España y Francia, hunde sus antecedentes de cooperación internacional de las pacerías o tratados suscritos sobre pastos desde la Edad Media entre los valles de Barèges y de Broto –un ancestral ejemplo de paz y solidaridad entre comunidades vecinas-, y en la carta de cooperación firmada por los parques nacionales de ambas vertientes de la cordillera, el Ordesa y Monte Perdido con el de Les Pyrénées.